lunes, 27 de abril de 2009

¿Efective blogs posts ahead?

por Ignacio T. Granados

Las dudas que manifestó el bloguer Cabeza de Puerco, se refieren a la agitación esta que se ha formado con las banderas; y la verdad es que son muy legítimas, y no sólo eso, también deben ser bastante comunes. Mis propias reticencias siguen ahí, no apostamos a nada más que a la vida misma, que es más sabia y más paciente, existe desde antes que nosotros y va a seguir después de nosotros mismos. En un correo particular, le aclaraba a alguien que en lo particular no desconfío de lo político sino del uso de lo político; porque los cubanos, habituados a todo lo que sea necesario para sobrevivir, tenemos olfato para el timo. Se trata de un sexto sentido, que como es irracional no podemos explicar; pero sí sabemos, siempre, cuándo nos están “mueleando”, aunque desconfiemos de esa corazonada. Y lo extraño es que todavía haya gente que crea que eso da resultado, si la vida ha demostrado que cuando la muela funciona es porque el otro estaba loco por pasarnos la cuenta, en el plano que sea, y ha encontrado su oportunidad.

Lo cierto es que este fenómeno ha sido efectivo por varias razones, y una de ellas es el despeje siquiera relativo del cielo bloguero; una especie de alegría, de euforia general, en que la gente anda por la internet mandándose besos y abrazos, como si en efecto ya estuviéramos asoleándonos en el malecón. Todavía abundan los encontronazos por la blogosfera, pero no en el radio protegido por el conjunto de las banderas; eso es bastante, más allá de nuestras contradicciones, tenemos una tenue afinidad como un rayo que esperanza, una repentina centella.

En un breve recuento, recordemos que esto empezó como una amistosa y ocurrente guerra de banderas; por puro snobismo, un bloguer puso una bandera como logo en su espacio, y otro lo imitó, y nadie se puso bravo ni reclamó derechos ni primacías; porque el genio, si es verdadero da seguridad y suficiencia, es la incapacidad la que pone los problemas, como un defecto que es. La catarsis final la provocó un gesto alegre y desprendido, una simple manipulación de foto; quizás la timidez de su autora le impide reclamar liderazgo, y hace bien, porque ha sido la espontaneidad la que ha marcado todo. Ahora todo sigue, y la necesidad viene siendo la de encontrar fotos del malecón con suficiente cielo para todos; aunque no importa si no existen, para eso está el deseo personal y la tecnología, que han venido a nuestro rescate, después de todo se trata de la imaginación como un mantra o un rezo, una Sutra.

Para las dudas, aunque sean lógicas y válidas, una postal de la historia reciente; cuando en plena perestroika, el último país que quedaba del bloque socialista era Rumania. Seguro que todos recordamos esa expectativa ante el Congreso del Partido Comunista Rumano; donde todo siguió igual, con aplausos y acuerdos unánimes, descorazonando a todo el mundo; y de pronto, por cualquier cosa, tres días después Ceaucescu estaba perseguido, y una semana después fusilado. Es decir, fue una semana frenética, en la que nadie daba crédito a lo que ocurría; y no tengo idea de si eso pasará con nosotros, ni si esto será lo que detone el proceso, pero sí creo que es bueno que suceda. Es algo más en el tiempo, otro aliento para la Espera Estoica, en el que dejamos clara nuestra ansiedad. Ylo más importante, que tenemos nuestras condiciones, que nunca más dejaremos de ser personas.

Entre las cosas valiosas que nos han pasado con esto, está el comentario de un judío que identificaba nuestra causa con la historia de su pueblo; ¿hay alguien que imagine mayor legitimidad que esa? Lo dudo, y ante la obstinación mejor es que hable el tiempo, más viejo y más sabio. Reconozcamos nuestras fatalidades, y puede que podamos superarlas; los cubanos somos dramáticos, es cierto, nos gustan los grandes gestos, que suelen ser patéticos, agotadores... y vacíos. Pero contra la fatalidad está la voluntad y el conocimiento, y esto puede ser la otra vuelta que necesita la rosca; un poco de gestos pequeños, sin grandilocuencias, un espacio de conciliación como no lo hemos tenido ni construido nunca antes, ¿a qué más?

Quizás —no lo afirmo— en la encuesta faltó una tercera variante, con un poco de realismo; la del “no sé, pero vamos a ver a dónde para esto”. Ser feliz bien vale un buen posteo, como París su misa. Y que haya en la blogo paz y en la Cuba gloria.

Nota: Mirando la ilustración, después de terminarla, vino el paralelismo con las avionetas de Hermanos al Rescate. No fue a propósito, que a veces la vida impone sus propios significados a las cosas; pero hasta parece una reivindicación de esa tragedia, un como que fueran ellos los primeros que materializaron el deseo de conciliación, y de un regreso feliz que está teniendo lugar.

5 comentarios:

cabezadepuercoblog dijo...

Un buen análisis, Ignacito. Otra arista, que todavía no responde por completo a mis preguntas. De todas formas, con tu permiso y el del ilustrísimo propietario de este anlosajón blog, me tomé la libertad -que para eso son las libertades- de postear tu trabajo en mi corral. Un saludo a los dos: propietario y articulista.

Anónimo dijo...

de ti puerco no dejaremos ni rastro este diciembre 24

chiquitacubana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
chiquitacubana dijo...

Linkee este post. Saludos a todos...Cabeza, mientras no llegue la fiebre porcina a los blogs...estas a salvo!!jajja

Cero Circunloquios dijo...

No se porque no fue hasta hoy que vi este escrito y me ha llenado de lagrimas, pero de las buenas de esperanza.... Gracias por este análisis y sobre todo gracias por reconocer la labor de Hermanos al Rescate, cual único "pecado" fue el de protejer a los suyos...
Esta idea, por ahora, va a llegar lejos y la veremos materializada!
Niurki....