miércoles, 25 de noviembre de 2009

El problema

por Ignacio T. Granados

No es de extrañar que un funcionario se atreviera a rechazar a José Lorenzo Fuentes, confiado en que ellos producirían sus propios autores; aunque no contaba con que esos autores propios se creerían que eran consistentes y pretenderían el mundo, dejándolos a ellos con dos palmos de narices y jodiendo a media humanidad. De hecho, el problema con los que fueron algo en Cuba es que se creyeron que lo merecían; porque así son las cuestiones del ego, con esas construcciones fabulosas y juegos como el del “asere intelectual”, olvidando que sólo fueron funcionarios y porque eran confiables, aunque fuera por lo listos. Porque no se trata de que no seamos iguales, sino de que algunos sí son más iguales que otros; los distingue la naturaleza, el carácter, la consistencia y los intereses; que el ser humano sólo es igual en esencia, más allá de eso lo define su propia proyección en la realidad, y como individuo.

Todos esos egresados de talleres y concursos espurios deberían recordar eso, que no se trata de fórmulas imposibles sino de realidades; es decir, de los intereses reales y propios de cada quien, que cada uno muy bien que los conoce. Ese es el problema siempre, el falso igualitarismo de los directores de proyectos revolucionarios y los arribados; y bien pudieran evitarse la vergüenza del burro flautista cuando pretendió el concurso augusto, alistándose con los de Bremen, que también resuelven. No es que uno sea dado a hablar con Dios —que apenas arrulla el sueño—, sino que tampoco es con cualquiera; sólo y estrictamente con iguales, con los que el intercambio sea posible y fructífero, no con listos ni manipuladores.

Cortesía Negros

20 comentarios:

Anónimo dijo...

y esto con quien es???

Anónimo dijo...

ah, que tu escapes en el momento en que ya habias alcanzado tu definicion mejor...

CRÍTICO CONSTRUCTIVO dijo...

Es que avanzar en esos ladrillos es como nadar en el hormigón. Uno se pierde, se queda sin entender.

Anónimo dijo...

un gaznaton sin mano se llama eso en mi barrio

Anónimo dijo...

esto es con los iluminados de las provincias centrales y orientales

jose luis sito dijo...

sabemos que estos sitemas totalitarios funcionan con represion pero tambien con prebendas, regalos, obsequios. Todos estos beneficios se ofrecen y funcionan porque la psicologia humana es asi, para algunos. No para todos.
Esas prebendas no sirven a la hora de leer la obra.
Muy bueno Ignacio.

Anónimo dijo...

Asere, quien te dijo que no? Lo primero que tienes que sabes es que el no te merece. Entiende esto y alegrate.

Anónimo dijo...

el es un descarado que no te merece

Anónimo dijo...

arroz con mango

Anónimo dijo...

Camaguey es central u oriental?

jijijiji

Anónimo dijo...

Y Villa Clara?

Anónimo dijo...

esa si es central, y ha producido grandes poetas, hablando de todo un poco...

Anónimo dijo...

Ignacio es habanero?

Anónimo dijo...

hola heriberto! (el 18,14)

I. Teodoro dijo...

Jejejejeje

Anónimo dijo...

la verdad que estos guajiros son brutos carajo

Anónimo dijo...

jijiji

El crítico asesino dijo...

Muy estimado Crítico Constructivo: Si dejaras la construcción y te dedicaras a lo que de verdad te interesa, quizás te sea más fácil el nadar, ues sería en tu propia nada.

Critico Constrú dijo...

Chico si dejo la construccion de que vivo?

El crítico asesino dijo...

Bueno, de la nada supongo, a quién le importa?