jueves, 11 de noviembre de 2010

El rugido de los aldeanos

por Armando Añel

Uno de los más graves problemas de los cubanos, y consecuentemente una de las razones por las cuales el castrismo permanece en el poder tras más de medio siglo, es la solemnidad con que asumen la “trascendencia” de las cosas, de la cotidianeidad. La dicotomía entre trascendencia o gravedad, por un lado, y abulia o hedonismo por el otro, es lo que mantiene en las alturas los niveles de esquizofrenia de una cubanidad, de una nacionalidad, nacida no para matar, no para gozar, sino para tirarse de los pelos.

Esto lo ejemplifica una vez más el espectáculo increíble del debate al rojo vivo en torno a Los Aldeanos, un dúo de rap cubano que recientemente arribó a Miami y al que se ausculta y magnifica como si se tratara de seres llegados de otro planeta con un importante mensaje salvador. Sin que suene peyorativo, que no es esa la intención ni de lejos: un rapero es la metáfora del hombre de las cavernas que ruge cuando tiene frío o le molesta el ataque de los insectos (con razón). A estas alturas, nada especialmente trascendente. Que rujan en paz. Pero allá van los cubanos a inyectarles trascendencia desesperadamente, a gritar y desgañitarse a favor o en contra de sus poses y muchachadas.

No se le pide alas, sino agua, a un coco. Para mí que Lady Gaga es mucho más interesante como fenómeno cultural. Es que esto es para reírse.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Es para escojonarse de la risa...sin intencion de vulgaridad, pero asi dicho, con asperezas. Con raspereza.

Poeta dijo...

Somos de sangre y agua,
de viento deslustrado,
cadencias tan intrascendentes,
nada que explicar,
pescadores en el desierto,
una maña sin mañana,
el maná que nos nutre
sabe a mierda, a salitre,
somos de agua y sangre,
de sangre y agua,
entre la trampa y la cofradía,
negadores de la voz,
buscadores del eco,
pillos sin lumbre,
aguardando otra muerte,
adorando una dialéctica sanitaria,
esa nube que brilla,
apóstoles sin profetas,
de sangre y agua somos,
de agua y sangre somos,
A-m-é-n

Anónimo dijo...

<a ESOOOOO!!!! <a

Anónimo dijo...

<a ESOOOOO!!!! <a