martes, 17 de noviembre de 2009

Nueva carta al joven poeta

“Joven, alégrese por los que se regocijan en atacarlo, aunque eso no signifique que usted sea bueno en lo que hace; se trata de ellos, que si fueran tan importantes como piensan no se detendrían en alguien tan insignificante que debe ser tan criticado. Es el hecho de que se fijen en usted lo que demuestra sus estaturas, y así sirven de parámetro para que sepa en qué no debe caer, so pena de vivir sus mismas míseras existencias. Usted quizás no sea muy bueno en lo que hace, pero eso no es importante; total, para todos nace el sol. Pero ser piedra de tropiezo para la mediocridad ajena le permite a usted hacer un gran aporte a la humanidad. No lo dude, al ponerlos usted en evidencia, haciéndose víctima de sacrificio, ayuda a otros a sobrevivirlos. E igual no está en su mano el librarse de estos, así que mucho mejor si además puede ser útil”.

Pseudo Rilke aquí

1 comentario:

Anónimo dijo...

yo ese encarne con Gerardito no lo comprendo, si ese muchacho no se ha metido con nadie! Le tendra envidia Heriberto porque la china lo tomo como discipulo?