sábado, 21 de agosto de 2010

Blogarte vs Blogbiles

La blogosfera está muerta. La gente se ve cansada, aburrida, letárgica. Ayer hablé con una amiga que tenía un blog y me dijo que lo tuvo que cerrar por falta de presupuesto. Coño, la crisis ya llegó a los blogs. Me dijo que su blog no era rentable. Qué tontería, ¿qué blog lo es? Yo le pregunté que por qué no lo hacía por amor al blogarte y ella me contestó:

-¿Y quién paga los blogbiles?

El Narrador con Hambre aquí

14 comentarios:

Anónimo dijo...

jajaja. tan cierto!

Anónimo dijo...

saben que cosa es un blogvil?

un trol!

Narrador Con Hambre dijo...

Gracias por poner mi comentario como post, pero todavia no tengo con que pagar los blogbiles. Nos vemos hoy en la venta de tomates de verdes.

Narrador con Hambre dijo...

tomates verdes. el hambre me tiene mal.

Publix dijo...

Hoy estaremos en el Delio's repartiendo un tomate verde por cada libro que se venda.

Anónimo dijo...

Lanzaré tomates contra el prostíbulo de Delio porque ya me tienen muy jodida con el tema!

Anónimo dijo...

Delio es un hombre decente.

Anónimo dijo...

Delio es un fotografo de calidad, con una reputacion a prueba de infamia.

Anónimo dijo...

Narrador con hambre, y tu vas a lo de los tomates?

Narrador con hambre dijo...

Claro, tu no ves que hay comida?

jose luis sito dijo...

Hay rumores de que la blogosfera se aburre. Ha caido en el aburrimiento, el agotamiento, el cansancio, la monotonia, dicen.

Pues en Cuba no se aburren, no tienen tiempo, el castrismo no los deja aburrirse.

Entonces, lo que se pudiera hacer es reunir los aburridos de afuera y los no aburridos de adentro.

?Porqué no organizar, en algun lugar de Cuba, un encuentro entre los disidentes y blogueros dentro de Cuba y los disidentes y blogueros fuera de Cuba? La Web podria servir de vinculo para este encuentro. La Web como puente contra el aislamiento y la separacion. Un encuentro por la libertad.

Dentro de Cuba y comunicado, movido y promovido en la blogosfera. Donde todos podriamos participar, dentro y fuera de Cuba, y que seria un medio para reunir el mismo deseo de todos de vivir en una Cuba por fin libre.

Es una pista, se puede pensar y afinar el proposito. La idea es de reunir los de adentro y los de afuera por el intermediario de la Web, a traves de una manifestacion-encuentro dentro de Cuba.

En todo caso hay que quitarse esa letargia.
Un saludo a todos.

Pedro Rholax dijo...

Quien se aburre es porque quiere. Que practique la elegancia social de la visita y deje tarjeta- comentario, aun adverso.
Sobre la rentabilidad y el vil metal, a mis comienzos allá por abril, solí adejar el link a mi comentario por ver limitado a 4092 caracteres muchos blogs.
Cierto día, un renombrado blog que cultiva el humor con la raya al medio- o mejor una mujer que dijo ser jefa-,me escribió en los siguientes términos:
"No te le di paso porque no publico publicidad, y menos sin cobrar"
Le respondí que yo no comercializaba mi blog y por tanto no lo veía igual, pero si había que pagar por dejarle un comentario, forget it.
En los tiempos que corren y con la sequía de cortesía y de ideas, parece tirar piedras contra su propio tejado.

www.albinovino.com dijo...

No tenia idea que los blogueros tuvieran como objetivo ganar plata con los blogs (que pa' eso estan los trabajos, y el blog, supongo yo, es un gusto). Tampoco que para dejar comentarios hubiera que pagar.
En el mio, ni lo uno ni lo otro,
Albino Vino
www.albinovino.com
saludos,
eutelia

Pedro Rholax dijo...

Los hay que quisieran cobrar por decir la hora.
Cuando empecé, se me ocurrió dejar un comentario sacado de mi blog, que superaba el limite de caracteres. Entonces dejé unpar de frases y el link al comentario original.¡Para que fue eso! Correíto indignado de la administradora : "no pienso dejártelo pasar dándole publicidad a tu , ¡y menos gratuitamente!"

Y es que se trataba de algo jocoso, y er aun blog de jiji jajá, alusivo a San Nicolás del Peladero.

A dicha comemierda 'Remigia' le contesté que yo no mercatilizaba mi blog y por tanto no pensaba pagarle un kilo. Qué se cree la peña, really.