domingo, 22 de agosto de 2010

Esbirros contra mujeres: El castrismo en su laberinto

por Armando Añel

Hace tiempo que todos sabemos de lo que el castrismo –el fanatismo, el fascismo, el comunismo, el fundamentalismo y otros esquemas de actuación totalitarios aplicables al régimen cubano— es capaz. Pero este 2010 que poco a poco entra en su recta final ha sido particularmente obsequioso a la hora de mostrarnos lo que constituye quizá la cara más repulsiva del gobierno de los hermanos Castro: la represión y el abuso –incluso la tortura— contra mujeres indefensas.

Ya el mundo fue testigo, a través de videos colgados en Youtube, blogs y demás espacios de la Red, de las ofensas verbales y físicas sufridas por las Damas de Blanco a principios de año. Ya se sabe que una imagen vale más que mil palabras y, si la imagen se mueve, pues el efecto se multiplica exponencialmente. Luego, entre otros episodios, asistimos al cerco contra la madre de Orlando Zapata, Reyna Luisa Tamayo, en Banes, Holguín, regado también por golpes, improperios, intentos de chantaje y mítines de repudio para cuya puesta en escena la Seguridad del Estado castrista ha llegado incluso a reclutar a reclusas comunes, a cambio de favores en prisión. Ahora, en paralelo, conocemos de la nueva variante de tortura que el régimen se ha sacado de la manga: “los tactos vaginales”.

Lo informa el Directorio Democrático Cubano: “Daneysi Gálvez Pereira, joven activista y esposa del líder opositor encarcelado Néstor Rodríguez Lobaina, se encuentra en peligro de aborto después de ser sometida por agentes de la Seguridad a dos tactos vaginales… con ocho meses de embarazo fue obligada a desnudarse (también fueron obligadas sus niñas y otra joven que la acompañaba) y le introdujeron un espéculo en la vagina en dos ocasiones después de que Rodríguez Lobaina, su hermano Rolando y otros tres activistas de la resistencia interna fueron arrestados… Tres mujeres policías, una vistiendo una bata de médico, llevaron a cabo este hecho violatorio”.

La infamia y la represión, como demuestra este último episodio, han llegado al límite de lo grotesco en la Isla. En el laberinto al que ha entrado el castrismo no hay salida. La bestia debe caer a como dé lugar: por medio de la fuerza –espada de Teseo— o por su propio extravío. Para Cuba ya es hora.

Cortesía Libertad Digital

24 comentarios:

Anónimo dijo...

Debemos denunciarlo por todo los medios. Bestias!

jose luis sito dijo...

Mientras no haya conciencia de que se corren más riesgos esperando una hipotética caída de la dictadura cubana que luchando en la calle por la libertad, sin violencias ni venganzas pero con determinación y coraje, el régimen castrista seguirá aplastando Cuba. La libertad se conquista, y se conquista resistiendo, es decir luchando activamente, públicamente y abiertamente con el pueblo a su lado.

Néstor Díaz de Villegas escribía hace poco que el fin del castrismo es un mito. En efecto, el castrismo puede sobrevivir, como sobrevive la dictadura comunista china, otros 50 años más si no se entama esa resistencia activa, manifestando y protestando masivamente.. Pensar que el castrismo está acabado o que morirá con los Castro y que basta con tener paciencia y esperar, es una peligrosa ilusión, una falta de lucidez espantosa. Cuba recobrará su libertad cuando el pueblo cubano se levante contra la opresión, como siempre ha sido en la Historia.

Es por eso que el artículo de Reynaldo Escobar, "Creceremos", se aleja de la cuestión principal: la resistencia a la opresión. En su texto saca la palabra paciencia a relucir, lo que puede ser una virtud, pero en este caso es solamente el síntoma de la impotencia. Mas todavía, esta paciencia significa, como siempre ha sido, que hay que seguir esperando. Siempre la espera, ahora para el colmo la espera con paciencia. Esto no resuelve en absoluto la cuestión de como derrotar al castrismo.
Además, como si la paciencia y la espera fuera poco, R. Escobar afirma sin dudar que no hay que "dar el gran salto". O sea que tomar la decisión de levantarse masivamente contra la dictadura cubana y luchar manifestando no debe hacerse nunca. Por miedo al desorden, al caos, al baño de sangre, como si precisamente la sangre, la muerte, la desolación, la miseria no corrieran en estos mismos momentos. Cuanto más espera y más paciencia se reclaman; más muertos y desolación se acumulan. En primer lugar, lo que ciertos resistentes tienen que quitarse de encima es el miedo a tomar sus responsabilidades y a asumir su lucha de resistencia. Esto seria un gran paso y un gran salto hacia adelante. No es el pueblo cubano el que tiene miedo, es la resistencia cubana.

No basta con escribir, con teorizar, con filosofar, con poetizar en un periódico o un blog para que un sistema totalitario como el cubano se derrumbe, hace falta luchar sin temor. Hace falta poner al aire libre el grito de deseo y de impaciencia de todo un pueblo. Ya no es hora de paciencia ni de apacentar, menos aun de esperar, es hora de manifestar con el pueblo cubano.

Sí, estimado Amando, ya es hora de que la bestia caiga, pero para eso hace falta comprender que es indispensable movilizar al pueblo cubano. Ahora y rápido. Como ya lo he dicho, hace falta crear, crear, un acontecimiento, y no esperar accidentes que solo enlutan un poco más las filas de la resistencia.

Espero ardientemente que la resistencia cubana dentro y fuera de Cuba quite ese miedo a movilizar el pueblo y asuma plenamente sus responsabilidades, por muy difíciles que sean y a sabiendas de que el precio de esta espera y paciencia ya se ha cobrado muchísimas vidas y sufrimientos en todo este medio siglo.

Estoy convencido, y mi optimismo es entero, de que algún día alguien, o algunos, cojera el destino del pueblo cubano en mano y lo llevará por las calles de su liberación. Es este el camino de la libertad, es esta la salida del laberinto del castrismo, y del laberinto construido por los propios resistentes.

jose luis sito dijo...

Mientras no haya conciencia de que se corren más riesgos esperando una hipotética caída de la dictadura cubana que luchando en la calle por la libertad, sin violencias ni venganzas pero con determinación y coraje, el régimen castrista seguirá aplastando Cuba. La libertad se conquista, y se conquista resistiendo, es decir luchando activamente, públicamente y abiertamente con el pueblo a su lado.

Néstor Díaz de Villegas escribía hace poco que el fin del castrismo es un mito. En efecto, el castrismo puede sobrevivir, como sobrevive la dictadura comunista china, otros 50 años más si no se entama esa resistencia activa, manifestando y protestando masivamente.. Pensar que el castrismo está acabado o que morirá con los Castro y que basta con tener paciencia y esperar, es una peligrosa ilusión, una falta de lucidez espantosa. Cuba recobrará su libertad cuando el pueblo cubano se levante contra la opresión, como siempre ha sido en la Historia.

Es por eso que el artículo de Reynaldo Escobar, "Creceremos", se aleja de la cuestión principal: la resistencia a la opresión. En su texto saca la palabra paciencia a relucir, lo que puede ser una virtud, pero en este caso es solamente el síntoma de la impotencia. Mas todavía, esta paciencia significa, como siempre ha sido, que hay que seguir esperando. Siempre la espera, ahora para el colmo la espera con paciencia. Esto no resuelve en absoluto la cuestión de como derrotar al castrismo.
Además, como si la paciencia y la espera fuera poco, R. Escobar afirma sin dudar que no hay que "dar el gran salto". O sea que tomar la decisión de levantarse masivamente contra la dictadura cubana y luchar manifestando no debe hacerse nunca. Por miedo al desorden, al caos, al baño de sangre, como si precisamente la sangre, la muerte, la desolación, la miseria no corrieran en estos mismos momentos. Cuanto más espera y más paciencia se reclaman; más muertos y desolación se acumulan. En primer lugar, lo que ciertos resistentes tienen que quitarse de encima es el miedo a tomar sus responsabilidades y a asumir su lucha de resistencia. Esto seria un gran paso y un gran salto hacia adelante. No es el pueblo cubano el que tiene miedo, es la resistencia cubana.

No basta con escribir, con teorizar, con filosofar, con poetizar en un periódico o un blog para que un sistema totalitario como el cubano se derrumbe, hace falta luchar sin temor. Hace falta poner al aire libre el grito de deseo y de impaciencia de todo un pueblo. Ya no es hora de paciencia ni de apacentar, menos aun de esperar, es hora de manifestar con el pueblo cubano.

Sí, estimado Amando, ya es hora de que la bestia caiga, pero para eso hace falta comprender que es indispensable movilizar al pueblo cubano. Ahora y rápido. Como ya lo he dicho, hace falta crear, crear, un acontecimiento, y no esperar accidentes que solo enlutan un poco más las filas de la resistencia.

Espero ardientemente que la resistencia cubana dentro y fuera de Cuba quite ese miedo a movilizar el pueblo y asuma plenamente sus responsabilidades, por muy difíciles que sean y a sabiendas de que el precio de esta espera y paciencia ya se ha cobrado muchísimas vidas y sufrimientos en todo este medio siglo.

Estoy convencido, y mi optimismo es entero, de que algún día alguien, o algunos, cojera el destino del pueblo cubano en mano y lo llevará por las calles de su liberación. Es este el camino de la libertad, es esta la salida del laberinto del castrismo, y del laberinto construido por los propios resistentes.

jose luis sito dijo...

Se ha multiplicado el comentario, sorry.
Un abrazo y saludo.

Anónimo dijo...

Presentacion anoche de el ultimo libro del escritor cubano Manuel Pereira.
http://manuelpereiraq.blogspot.com/2010/07/1-clausura-del-diplomado-de-mitologias.html

Anónimo dijo...

No jodas Sito, no seas tan belicoso, que Reinaldo Escobar hace mas en Cuba por Cuba que tu en Espana.Lo unico que sabes es criticar y mandar.

Anónimo dijo...

Claro, Sito, como al que no van a masacras en las calles es a ti...!

Anónimo dijo...

uffff!, ya volvio

Anónimo dijo...

Y ahora ese ex esbirro que es un tal coronel Ortega, burro con corbata que apenas se puede expresar, dice que el cardenal Ortega es homosexual. Que tenia marido, y habla del "santerismo". Que repugnancia me provoca ese sujeto.

Gral. Resoples dijo...

el video ese sobre el cardenal está de madre, es repugnante. El cardenal es repugnante, ya lo sabemos, pero no hay que ser mas repugnante todavía. Qué paizzzzz!

Anónimo dijo...

perdon, el cardenal no es homosexual, el cardenal es una yegua

Anónimo dijo...

Que credibilidad puede tener un ex coronel de la dictadura?

Anónimo dijo...

El coronel si se cae come hierba.

Anónimo dijo...

No creo que el cardenal sea repugnante. Repugnante es la iglesia catolica universal. No tengo nada contra el cardenal.

Anónimo dijo...

Siento pena ajena cuando veo al coronel y pena ajena de como grita Maria Elvira. Por que tenemos que ser tan chusmas casi todos?

Anónimo dijo...

El cardenal no es chusma. Se expresa con corrección. No parece de la tribu.

Anónimo dijo...

la iglesia es profundamente hipocrita y oportunista, con cardenal o sin el

Esquiusmi con ansorri dijo...

lo más terrible es que todos tienen razón. Pero eso de que el cardenal es una yegua pone al critico al mismo nivel que el cardenal, el seguro y Maria Elvira, y todos juntos explican por qué estamos como estamos.

Anónimo dijo...

¿Qué se le critica al cardenal? Que no hace militancia política? Como vieja zorra y prostituta del apocalipsis la iglesia nunca caerá en esas trampas de la política temporal y por eso ha sobrevivido incluso a su propia pudrición. No esperen que el cardenal encabece un partido político porque eso es pedir peras al olmo. A mi me simpatiza la figura del cardenal, un hombre que pasó por la UMAP y ha padecido y conocido de cerca la represión más que muchos de los anonimones de aquí que no le han tirado un escupitajo a un chino.

Anónimo dijo...

Por que tenemos ver a Maria Elvira que respinga como Inga?

Anónimo dijo...

La chusmeria la da la pobreza, el miedo,no son felices y se vuelven chusmas,la chusmeria es falta de luz.Lo digo yo, el Aninimon feliz de CI hermano de la 14.

Anónimo dijo...

ignacio si no te gusta que alla buelto vete tu como isiste la otra vez, habra mas agradesimiento general

jose luis sito dijo...

22:45

la cuestion no es de saber si R.Escobar hace màs o menos que yo, eso es personalizar el debate y no tiene absolutamente ningun interes.

La cuestion es de saber si lo que hace R.Escobar y otros màs nos lleva a la libertad o si nos deja estancados en el camino. Este es el debate.

La realidad, la verdad, es que todos (o la inmensa mayoria) estan esperando que la dictadura caiga como un fruto maduro. Esta es la opinion generalizada, de que el castrismo y el regimen caerà con la muerte de los Castro, tranquilamente, como si no hubiera pasado nada. Para apoyar esta ilusion sacan a relucir la famosa "transicion española", que para ellos ocurrio como en un sueño, en la serenidad y la felicidad. Se olvidan del asesinato de Carrero Blanco y de las manifestaciones contra el regimen franquista que ocasionaron muertes y represiones. La transicion en España ocurrio porque hubo una resistencia activa, abierta, publica del pueblo español. La transicion española no surgio porque le dio la gana al regimen franquista, sino porque lo obligaron con una resistencia.

Por lo tanto, pensar que una transicion aparecerà como por arte de magia cuando mueran los Castro, es cerrar los ojos ante la realidad. Los chinos, decenios despues de la muerte de Mao y de sus seguidores todavia estan esperando la libertad, igual que en Vietnam.

Si los cubanos quieren recuperar su pais, con un Estado de derecho y un sistema democratico que garantice sus libertades, deben y pueden luchar contra el regimen.
?Como? Haciendo lo que hizieron los poloneses y todos los demas pueblos para liberarse de la opresion: levantar al pueblo contra la dictadura. Para ello se necesita una resistencia organizada, unida, decidida a movilizar al pueblo, a actuar con el pueblo a su lado, decidida a sacar al pueblo de la oscuridad donde ha sido metido permitiendole manifestarse, manifestar su deseo de vivir libre y en paz.

Cuando el pueblo cubano se levante contra la opresion, y cuando a su lado haya una organizacion de resistencia con sus lideres y representantes, entonces las horas de la dictadura cubana estaran contadas.

La libertad no se conquista con un maleconazo, sino con la voluntad de un pueblo racional, consciente, apoyado y sostenido por lideres de su resistencia.

Ninguna informacion, ningun escrito en un blog o en un periodico, ningun accidente lograran destruir el totalitarismo cubano, si todo eso no es precedido o seguido de una resistencia del pueblo contra el opresor.

Entonces, el debate debe focalizarse sobre el pueblo cubano, y no sobre ciertas personas. La libertad se conquistarà con el pueblo cubano.

jose luis sito dijo...

22:45

la cuestion no es de saber si R.Escobar hace màs o menos que yo, eso es personalizar el debate y no tiene absolutamente ningun interes.

La cuestion es de saber si lo que hace R.Escobar y otros màs nos lleva a la libertad o si nos deja estancados en el camino. Este es el debate.

La realidad, la verdad, es que todos (o la inmensa mayoria) estan esperando que la dictadura caiga como un fruto maduro. Esta es la opinion generalizada, de que el castrismo y el regimen caerà con la muerte de los Castro, tranquilamente, como si no hubiera pasado nada. Para apoyar esta ilusion sacan a relucir la famosa "transicion española", que para ellos ocurrio como en un sueño, en la serenidad y la felicidad. Se olvidan del asesinato de Carrero Blanco y de las manifestaciones contra el regimen franquista que ocasionaron muertes y represiones. La transicion en España ocurrio porque hubo una resistencia activa, abierta, publica del pueblo español. La transicion española no surgio porque le dio la gana al regimen franquista, sino porque lo obligaron con una resistencia.

Por lo tanto, pensar que una transicion aparecerà como por arte de magia cuando mueran los Castro, es cerrar los ojos ante la realidad. Los chinos, decenios despues de la muerte de Mao y de sus seguidores todavia estan esperando la libertad, igual que en Vietnam.

Si los cubanos quieren recuperar su pais, con un Estado de derecho y un sistema democratico que garantice sus libertades, deben y pueden luchar contra el regimen.
?Como? Haciendo lo que hizieron los poloneses y todos los demas pueblos para liberarse de la opresion: levantar al pueblo contra la dictadura. Para ello se necesita una resistencia organizada, unida, decidida a movilizar al pueblo, a actuar con el pueblo a su lado, decidida a sacar al pueblo de la oscuridad donde ha sido metido permitiendole manifestarse, manifestar su deseo de vivir libre y en paz.

Cuando el pueblo cubano se levante contra la opresion, y cuando a su lado haya una organizacion de resistencia con sus lideres y representantes, entonces las horas de la dictadura cubana estaran contadas.

La libertad no se conquista con un maleconazo, sino con la voluntad de un pueblo racional, consciente, apoyado y sostenido por lideres de su resistencia.

Ninguna informacion, ningun escrito en un blog o en un periodico, ningun accidente lograran destruir el totalitarismo cubano, si todo eso no es precedido o seguido de una resistencia del pueblo contra el opresor.

Entonces, el debate debe focalizarse sobre el pueblo cubano, y no sobre ciertas personas. La libertad se conquistarà con el pueblo cubano.