miércoles, 15 de diciembre de 2010

Eutanasia juvenil

Anoche mi madre y yo estábamos sentados en la sala, hablando de las muchas cosas de la vida. Entre otras, de vivir y/o morir. Le dije:

--Mamá, ¡nunca me dejes vivir en estado vegetativo, dependiendo de máquinas y líquidos de una botella! Si me ves en ese estado, desenchufa los artefactos que me mantienen vivo… ¡Prefiero morir!

Entonces, mi madre se levantó con cara de admiración... y me desenchufó el televisor, el DVD, el cable de Internet, el PC, el mp3/4, la Play-2, la PSP, la WII y el teléfono fijo. Me arrebató el móvil, el ipod y la Blackberry, y me tiró todas las cervezas.

La madre que la parió… ¡Casi me muero!

1 comentario:

Anónimo dijo...

el cuento esta el trocado. es la madre la que le dice eso al hijo!