martes, 24 de noviembre de 2009

De la transición a la democracia a la estructura permanente

por Octavio Dilewis

Se debe establecer un mando cívico-militar concertado, encabezado por un Consejo Institucional (estado) integrado por 33 miembros con autoridad total durante la transición y poderes similares a los que detenta Su Majestad el Rey de España, una vez que la democracia, la integración planeada con la Unión Europea y la estabilidad institucional sean una realidad irreversible en Cuba:

-- Nueve integrantes de la oposición interna. Entre ellos el Dr. Oscar Elías Biscet González (primer Jefe del Consejo), el destacado activista y expreso político Jorge Luis García Pérez, Antúnez, la economista Martha Beatriz Roque Cabello, etcétera, hasta el total de nueve.

-- Ocho tecnócratas de la estructura. Podrían ser personas con características similares al reformista Humberto Pérez.

-- Ocho integrantes de los cuerpos armados que se conviertan en el estado mayor al mando de todas las fuerzas armadas, incluidas las de orden público, inteligencia y contrainteligencia. Se debe depurar a las denominadas FAR y MININT y fundirlas en un solo ministerio (Defensa y Orden Público). Nunca deberían ser oficiales de rango superior a Brigadier General (rango inmediato superior a coronel). El resto de la oficialidad de rango igual o superior (generales) debe ser pasada a retiro. En casos individuales de crímenes capitales (especialmente homicidio premeditado, asesinato) los responsables deben ser sometidos a los tribunales.

-- Ocho representantes de las organizaciones que puedan acreditar ser las más representativas del exilio. Deben ser elegidos por la Junta Patriótica, Hermanos al Rescate, los Municipios de Cuba en el Exilio, la Fundación Nacional Cubano-Americana, algunas organizaciones de presos políticos, y todas las demás organizaciones de exiliados dispuestas a hacer coalición patriótica en función exclusiva de los intereses de los cubanos de la isla y el exilio.

Por primera vez, después de medio siglo, tenemos la oportunidad de poner en pie a Cuba y echar a andar un proyecto de país, de libertad y progreso, que podría resultar el asombro de todo el planeta.

El artículo completo aquí

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Y este que fumó?

Anónimo dijo...

Nada chico,eso es un proyecto serio, solo falta el marido de Yoani.

Anónimo dijo...

A ese lo eliminaron porfeo, ven aca asere, se puede ser patriota con esa cara?