miércoles, 25 de noviembre de 2009

Todas las caras de la cultura oficial


En Cubaleah

8 comentarios:

Robin Hood dijo...

A ver si puedes poner este soneto contra la ladilla de Yoani, un tal Belfegor, amigo Anhel:

El Diablo más que diablo es esperpento
de nombre Belfegor, y atroz linaje
payaso del castrismo, pobre paje
rata blanca en su rojo experimento

Pobre mujer, pobre hombre, pobre ente
pues más que humano el Látigo es vacío
pura envidia, frustración y desvarío
intentando posar de indiferente

Es su vida una triste bufonada
un rescabuchear innoble y pordiosero
un penar de enjundiosa garrapata

Pobre Látigo, que no restalla en nada
pobre destino, ser la sombra de un bloguero
en el pastel del odio, crema y nata.

Anónimo dijo...

jijijiji

Anónimo dijo...

QUIEN ESTÁ DETRAS DE JOANI Y CLAUDIA

Según se conoce, la justicia española recibirá en los próximos días evidencias de que Montaner conocía que el jesuita Ignacio Ellacuría, rector de la Universidad Central Centroamericana, sería asesinado por un escuadrón de la muerte del ejército salvadoreño. La conspiración involucra al Departamento de Estado de los Estados Unidos, la CIA y los antiguos servicios de inteligencia españoles -la desaparecida CESID. Lo que parecía una misión “suave” para el “intelectual”, comenzaba a revelar otros matices.

Yoani Sánchez y la familia Montaner

Testigos que prefieren mantener el anonimato aseguran que cierto día de finales de 2003 en España se vio al ex oficial de la escuela de marines y agente CIA, ya con su enchapado de “intelectual” madrileño, reunirse con Yoani Sánchez. Fue un encuentro “familiar”, cuyo secreto pudo poner en peligro, quizás sin saberlo, Gina, la hija de Montaner, al comentar en un artículo que cuando la bloguera habla le tiembla una sombra de vello en el labio superior.

Pero la operación estaba bien pensada, organizada detalle a detalle, y para ello el grupo Prisa sería la rampa de lanzamiento. Por aquellos días españoles la acompañaba Reinaldo Escobar, su esposo. De sus andanzas por Madrid no hablaré en esta serie, y tampoco de oscuras historias de un aparente color rosa con camuflaje alemán y envolturas de euros.

Lo propuesto por Montaner era un ventajoso arreglo: regresar a Cuba, donde podría vivir holgadamente, a cambio de abrir espacios contrarrevolucionarios que sirvieran de supuesta cabeza de playa contra Cuba, utilizando para ello un par de publicaciones digitales.

Lo aprendido de manera gratuita y bien impartido durante su carrera de Filología, cursada en la Universidad de La Habana, así como su vocación conocida por la escritura, servirían de herramientas, pero sobre todo el entrenamiento en aspectos de informática, refinados en Suiza y España.

24 de noviembre de 2009 13:12

Anónimo dijo...

Heriberto Hernández Medina: dijo...
Estimado José Antonio, se que la costumbre de ofender y reducir que prima en algunos sitios propicia reacciones sobredimencionadas. La verdad es que pensé que por equivocación habías puesto el comentario tres veces y te estaba molestando, apelando a tu proverbial sentido del humor. No hay dolo, y si el respeto de siempre. Agradezco a todos los que van por mi blog y más a ti que eres un viejo amigo. Saludos.

Anónimo dijo...

que va, ese no agradece nada, la mitad de los comentarios los censura

Anónimo dijo...

ahi falta la mascara de tirofijo, el intelectual chiva

Anónimo dijo...

intelectual?

Anónimo dijo...

Bueno, chiva