miércoles, 25 de noviembre de 2009

Google, los Obama y el choteo cibernético

por las Gemelas de Oro

Para que vean que el choteo no se queda en la cubanidad. Google se ha disculpado por una foto racista de Michelle Obama (la imagen a la izquierda) que aparece en primera página cuando se hace una búsqueda de imágenes de la esposa del presidente de Estados Unidos. Se ha disculpado, pero no retirará la foto.

La Casa Blanca no ha emitido comentarios a propósito del nuevo “escándalo cibernético”. “Pedimos disculpas si ha tenido una experiencia desagradable utilizando Google”, puntualiza, por su parte, la compañía con sede en California.

“No retiramos una página de nuestros resultados de búsqueda simplemente porque su contenido no sea popular o porque recibimos quejas de éste”, especificó Google, aunque asegurando que sí retirará imágenes si lo requiere la ley.

Según declaró a la BBC David Vise, premio Pulitzer y autor de La historia de Google, los resultados logran los primeros lugares en la lista basados en su popularidad, sin que la empresa intervenga directamente. “Si Google recibe una llamada de la Casa Blanca que les dice que es ilegal publicar una imagen ofensiva de este tipo, que muestra a la primera dama de manera racista como un mono o un simio, estarían obligados a retirarla y estoy seguro que lo harían inmediatamente”, añadió.

Pero… siempre hay un pero. Se pregunta Vise: “Una vez se empiecen a bloquear imágenes, ¿entonces qué? Como cuando la Corte Suprema de Estados Unidos se preguntó: ¿Qué es pornografía? Pues bien, no la podemos definir, pero sí que la reconocemos cuando la vemos”.

En cualquier caso, lo del choteo cibernético no es nada nuevo para Washington. Y si no, miren la imagen a la derecha, donde el ex presidente George W. Bush sueña con platanitos. A éste sí que lo chotearon en condiciones.

16 comentarios:

Reflexiones de Chocolatico Pérez dijo...

Yo no creo que exista racismo en esa foto, ya estamos muy lejos de los tiempos en que se despreciaban a los animales, si uno se parece a un gato pues da igual. A veces el racismo está en nuestras mentes, en nuestros complejos.

Robin Hood dijo...

bien dicho

Anónimo dijo...

Stormfront es una buena fuente.

Anónimo dijo...

fuente de que?

Anónimo dijo...

no es cierto. no la pintan como gato sino como un estereotipo racista clasico. no se trata de un animal cualquiera sino de uno usado tradicionalmente para denigrar el biotipo africano.

Reflexiones de Chocolatico Pérez dijo...

Bueno y si se parece un mono qué, más respeto con los animales caballeros!

Anónimo dijo...

"Para que vean que el choteo no se queda en la cubanidad".

¿Pero alguien ha sugerido que el cubano tiene monopolio exclusivo de eso?

Anónimo dijo...

si tontorrin, tu mismo

Anónimo dijo...

La verdad no la quita nadie. Un mono se queda corto; yo soy feo como un mono, por ejemplo. Ella es fea como un demonio.

Anónimo dijo...

no es fea, y esta buena cantidad, tremendo botacaca

Anónimo dijo...

Vamos, que va a estar buena esa. la palin si esta buena. es tonta lo cual no es problema, pero es habladora y eso solo se quita con duct tape.

Anónimo dijo...

Hablando de coteo:

JOSÁN CABALLERO dijo...
Nunca he sido burócrata, Heriberto, ni de cofradías como algunos. Si te das cuenta, ha sido un anónimo quien agregó las copias, pero al menos ya te atreves a mencionar mi nombre aunque sea, pues ni cuando comento en tu espacio, aventuras alguna palabra al respecto. Te saludo como siempre, con respeto y pleitesía, pues te aprecio aunque crea en verdad que no existe la misma cercanía.

Anónimo dijo...

JOSÁN CABALLERO dijo...
Nunca he sido burócrata, Heriberto, ni de cofradías como algunos. Si te das cuenta, ha sido un anónimo quien agregó las copias, pero al menos ya te atreves a mencionar mi nombre aunque sea, pues ni cuando comento en tu espacio, aventuras alguna palabra al respecto. Te saludo como siempre, con respeto y pleitesía, pues te aprecio aunque crea en verdad que no existe la misma cercanía.

Anónimo dijo...

QUIEN ESTÁ DETRAS DE JOANI Y CLAUDIA

Según se conoce, la justicia española recibirá en los próximos días evidencias de que Montaner conocía que el jesuita Ignacio Ellacuría, rector de la Universidad Central Centroamericana, sería asesinado por un escuadrón de la muerte del ejército salvadoreño. La conspiración involucra al Departamento de Estado de los Estados Unidos, la CIA y los antiguos servicios de inteligencia españoles -la desaparecida CESID. Lo que parecía una misión “suave” para el “intelectual”, comenzaba a revelar otros matices.

Yoani Sánchez y la familia Montaner

Testigos que prefieren mantener el anonimato aseguran que cierto día de finales de 2003 en España se vio al ex oficial de la escuela de marines y agente CIA, ya con su enchapado de “intelectual” madrileño, reunirse con Yoani Sánchez. Fue un encuentro “familiar”, cuyo secreto pudo poner en peligro, quizás sin saberlo, Gina, la hija de Montaner, al comentar en un artículo que cuando la bloguera habla le tiembla una sombra de vello en el labio superior.

Pero la operación estaba bien pensada, organizada detalle a detalle, y para ello el grupo Prisa sería la rampa de lanzamiento. Por aquellos días españoles la acompañaba Reinaldo Escobar, su esposo. De sus andanzas por Madrid no hablaré en esta serie, y tampoco de oscuras historias de un aparente color rosa con camuflaje alemán y envolturas de euros.

Lo propuesto por Montaner era un ventajoso arreglo: regresar a Cuba, donde podría vivir holgadamente, a cambio de abrir espacios contrarrevolucionarios que sirvieran de supuesta cabeza de playa contra Cuba, utilizando para ello un par de publicaciones digitales.

Lo aprendido de manera gratuita y bien impartido durante su carrera de Filología, cursada en la Universidad de La Habana, así como su vocación conocida por la escritura, servirían de herramientas, pero sobre todo el entrenamiento en aspectos de informática, refinados en Suiza y España.

24 de noviembre de 2009 13:12

Anónimo dijo...

No, no hay racismo. Eso sería como decir que hay racismo en el fotomontaje donde Zoe Valdes se parece a Rigoberta Manchú. Los parecidos físicos no pueden ofender a nadie.

Anónimo dijo...

No hay racismo, muy al contrario, lo que hay es un reconocimiento de la humanidad del simio.