martes, 13 de abril de 2010

Lamentable respuesta de Silvio Rodríguez

por Oscar Peña

Otro día más negro y funesto para nuestro país. Todos los cubanos sensatos dentro de Cuba, y fuera de ella, así como la comunidad internacional, observaban como una esperanza, un comienzo, un arranque de necesaria identificación, reconciliación y reajuste entre cubanos, el cívico y edificante intercambio que se estaba dando entre Silvio Rodríguez y Carlos Alberto Montaner. Pero algún jefe grande dentro de Cuba ha mandado a poner fin.

Cuesta mucho trabajo concluir que el poeta Silvio Rodríguez sea un permanente y furioso reaccionario, y esa sea una decisión personal. Es más humano y lógico entender que Silvio –aun con privilegios— es parte de un pueblo maniatado por un tenebroso mecanismo totalitario, y que tampoco le permiten --fuera del ámbito musical— generar ideas o proponer soluciones políticas o sociales para Cuba, junto a reconocidos críticos del sistema.

Cómo creer que Silvio, que se ha pasado medio siglo en asambleas, reuniones, actos y otras boberías improductivas para el país, que irritan a cualquier hombre de luz, esgrima ante algo importante, como es la propuesta de Montaner de crear un Comité de Cubanos para buscarle solución a los problemas de la Isla, la justificación de que no tiene tiempo. Eso es para los tontos. A Silvio le cortaron las alas y no le han permitido ser útil a Cuba. Es una pena, porque para muchos cubanos que abogamos por este tipo de intercambios, el iniciado entre Silvio y Carlos Alberto fue un rayo de luz. Silvio se acaba de apagar. ¡Órdenes superiores! Pobre Cuba.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Montaner es un hombre lúcido y lógico. Silvio, un fanático reaccionario. Pero hizo bien Silvio en poner fin al torrente de palabras. De retórica estamos hasta los cojones.

Anónimo dijo...

dale las gracias al jefe de silvio