domingo, 18 de julio de 2010

El ejemplo de Israel (V y final)

por Carlos Alberto Montaner

La riqueza de Israel, primordialmente, como sucede en todas las naciones técnicamente desarrolladas, está en las cabezas de sus gentes: en su gran capital humano. Por diversas razones, históricas y culturales, los judíos constituyen una de las etnias que con mayor intensidad cultivan la formación intelectual. Sé que es un lugar común subrayar ese rasgo del pueblo hebreo (se ha dicho que al inventar un día, el sábado, para dedicarlo a las cosas del espíritu, comenzó a acumular capital intelectual), pero, sea cual fuere su origen, ahí está una de las claves del desarrollo económico del Estado de Israel, extremo que suele tratar de demostrarse con la impresionante lista de judíos de todas las nacionalidades que han ganado el Premio Nobel, a la que habría que agregar la de músicos y artistas notabilísimos.

La explicación es muy simple y se despliega ante nosotros casi como un silogismo: la riqueza sólo se crea en las empresas; para generar grandes sumas de riqueza es indispensable agregarle valor a la producción de esas empresas mediante procesos sofisticados que requieren conocimientos y expertise; esto sólo es posible si la sociedad cuenta con un número significativo de personas bien educadas. En eso, esencialmente, consiste el capital humano. Sin él, no hay desarrollo.

Pero el capital humano apenas da frutos si no va acompañado de un gran capital cívico. Es en ese punto en el que intervienen los valores y actitudes. En sociedades en las que predominan las personas respetuosas de las reglas, las reglas morales y las legales, y en las que existe respeto por las jerarquías legítimas, y los ciudadanos tienen un compromiso real con la búsqueda de la excelencia, el capital humano florece.

Esto no quiere decir que en Israel, como en cualquier otra sociedad, no hay psicópatas o seres inescrupulosos que violan las leyes, o gentes que carecen de buenos hábitos laborales, pero las personas que muestran esos rasgos son percibidas con desdén por el conjunto de los ciudadanos y no son suficientes para descarrilar al país de la senda del desarrollo en que se encuentra o para destruir los fundamentos de la convivencia.

No me gusta sonar como un predicador religioso, pero sin valores morales y cívicos sólidos, las sociedades fracasan y las instituciones dejan de rendir su cometido. Lo que quiero decir es que en Israel, como en todas las naciones exitosas, hay sanción moral para los transgresores de las normas, actitud que no siempre está presente en grandes zonas de los pueblos latinoamericanos, donde el comportamiento corrupto o ilegal de los dirigentes no los invalida ante los ojos de muchísimas personas dispuestas a tolerar esas violaciones de las normas si ellas también pueden beneficiarse.

Cuando el presidente de México declaraba, recientemente, que al menos la mitad de las fuerzas policiacas mexicanas eran cómplices de los delincuentes, estaba reconociendo algo gravísimo: admitía, seguramente muy a su pesar, que una parte sustancial de la sociedad carecía de valores cívicos y de juicio moral, porque esas docenas de miles de personas de todos los estratos y de todos los rincones del país coludidas con los delincuentes de alguna manera eran una representación transversal de la propia sociedad mexicana, en la medida que los policías no son una casta especial de seres humanos.

¿Qué han hecho, en suma, los israelíes? Insisto: lo mismo que la mayor parte de las naciones exitosas. Hace unos años invitaron a un parco filántropo norteamericano a dar el discurso de graduación en una universidad católica centroamericana, y le pidieron que reflexionara sobre los principios de la ética. Se limitó a repetir los "Diez mandamientos" y a reducirlos todos a una recomendación final nada original, pero absolutamente válida: compórtate con el prójimo como quisieras que él se comportara contigo. Su discurso duró tres minutos.

Si hay una lección que podamos extraer del ejemplo israelí es muy simple: si en medio del desierto, y luchando contra todas las adversidades, este pequeño país ha podido convertirse en el "tigre semita", no hay ninguna excusa válida para que cualquier país de América Latina no pueda lograr una trayectoria similar. Pero, obviamente, para calcar esos resultados también hay que reproducir el modo de alcanzarlo. Ese comportamiento que, como a todas las familias felices a que aludía Tolstoi, caracteriza a todas las naciones exitosas. Ése es el camino. Es largo y complejo, y no hay ningún atajo que nos conduzca a la meta. Lamentablemente, ése es el secreto.

18 comentarios:

Anónimo dijo...

"compórtate con el prójimo como quisieras que él se comportara contigo". Ojo HH, ZV, MGA, JC, etc, esa es la clave, no jodas para que no te jodan

Anónimo dijo...

Estamos a la espera de noticias sobre el velorio de Aguaya. No sabemos donde la van a tender. Esta vez Jasán llegó demasiado lejos. Si alguien tiene noticias que las comparta aquí. Yo llamé al hospital y no había nada concretado pero no puedo seguir gastando en llamadas.

Anónimo dijo...

Menos mal que la monserga llegó a su fin. Esto ya parecía Cuba Hebrea.

Anónimo dijo...

Josán es pájaro?

http://josancaballero.wordpress.com/2010/07/16/rompecabezas-la-poetica-de-un-hombre-pieza-por-pieza/#comments

Anónimo dijo...

Josan no es pajaro, esta muy gordo para volar, sera un pato gordo de la Florida o una cherna octogenaria de aguas profundas del golfo.Me la corto si no es Armienne.

Anónimo dijo...

Quien es Gaspar el Lugareno?

Anónimo dijo...

Pero habráse visto esa foto! No tiene sentido del ridículo. Josán cree que está de rechupete! Y a propósito, hizo fraude porque en esa foto ya estaba obeso pero tiene 60 kilos menos que ahora. Ya no alza vuelo ni con alas de avioneta.

Anónimo dijo...

Señores, ¿es verdad lo de Aguaya? ¿Es cierto que Jasán la denunció en Facebook y que la disgusto la llevó a la muerte?

Anónimo dijo...

verdad ni verdad... jodedera de uno que no tiene nada mejor que hacer, compadre!!! vas a hacerle caso a los dos choteadores mas los dos jodedores que acostumbran a afilar el ego de jasan aqui?

Anónimo dijo...

Caballo, quien es el Lugareno.Hay alguien que sepa?

Anónimo dijo...

ya deja al Lugareno que no se mete con nadie

Anónimo dijo...

Ya no hay dudas, Carlos Alberto Montaner es un payaso rentado al servicio del sionismo, y probablemente también, de los otros grupos enemigos de la libertad de Cuba. Ha sido un infiltrado saboteador en los grupos que luchan contra el castrismo y sus articulos han sido abundantes en sospechas de perseguir el efecto contraproducente. Omite ese farsante, que ese estado existe gracias al abuso y al despojo contra los verdaderos duenos de esa tierra, los palestinos, a los que tratan como animales; que ese estado recibe subsidios (como si fuera un hijo bobo estudiando en EU) no solo de Estados Unidos sino de todos los lugares en donde han podido extorsionar mediante metodos infames.

Pura baba sionista. Nada justifica el asesinato de los palestinos y el despojo. Dios quiera que esos hijos de puta pro sionistas estuvieran alguna vez en la mismas circunstancias de los infelices palestinos. Esos insensibles que prefieren cantar loas al victimario Dios los debía poner en la piel de las víctimas. En cuba, un grupo de muchachas gritaban "paredon" contra un muchacho que conducian dos policias, al que llebavan preso por supuestamente dar fuego a un canaveral. Las muchachas siguieron gritando paredon hasta que descrubrieron que el muchacho preso era su hermano, en ese momento rompieron a llorar, la víctima antes era un sujeto de su morbo inhumano, ahora era su hermano, ahora eran afectadas en sus intereses mas intimos.
Ademas, semitas son solo los hebreos, los arabes, y los pueblos del contexto (la abrumadora mayoria de los judios no son hebreos, por tanto no son semitas)

Anónimo dijo...

a tomar por culo antisemita de mierda

Pedro Rholax dijo...

Re Aguaya, ríanse lo que quieran pero llamé 3 veces y a la tercera di con alguien que me explico que ninguna Aguaya. Lo tuve que deletrear en alemán. Con esas cosas no se juega, señore, pues no saben si ella es supersticiosa, y peor si ya estuvo mala.
Pero qué se puede esperar de un pueblo que le dice al barrio del cementerio Bocarriba.

Pedro Rholax dijo...

Re Israel,la cosa es muy fácil.

-Israel tiene todo el derecho del mundo a existir, y no necesitan expandirse tanto como lo hacen, asfixiando a los palestinos. Los israelitas reciben todo tipo de ataques hasta con misiles disparados desde escuelas, para que el contrataque cause niños muertos que luego exhibir. Crueldad e hijoputencia palestina al máximo.

-Los palestinos reciben toda clase de abusos en los puntos de control, de vejaciones, y denegaciones de entrada a bodas y a entierros, a trabajar, y al azar, sólo por hacer daño y por joder; hay documentación gráfica de burlas de galletones: los puestos de soldados hacen lo que les da la gana.

El drama es irresoluble. Desalojar a los residentes seculares, sin culpa de la diáspora judía, para volver a sus tierras, es como echar a los que viven en nuestras "verdaderas" casas que dejamos en Cuba.
Y para los palestinos, no les es fácil controlar a los Hamas.

Anónimo dijo...

Más peligrosa que Hamas fue la Iglesia católica, y los mismos curas la pusieron en su lugar. Los palstinos son responsables por Hamas, como mismo lo son los católicos por la Iglesia católica. Está bueno ya de parcializaciones, lástima para un lado y garrote para el otro; el buen salvaje no existe, existe el salvaje y el civilizado, bueno o malo a nivel individual.

Quien cree que su fe merece la muerte del enemigo, como los revolucionarios cubanos, es un asesino, y eso creen los islámicos como no lo creen los judíos.

Pedro Rholax dijo...

No pueden controlar a Hamas, se les escapó de las manos, como nosotros no podemos controlar a castro, ni quiera la partia de borregos que desfilan los 1 de mayo.
El dia 26 se para Raul y les pregunta ¿quieren volver al capitaliso? y un coro de 1 millon gritara nunca patria o muerte.

Un gobierno inteligente debe escuchar a la posicióno al que le guataquea por miedo hasta el punto de ni decirle su opinion sincera .

Como quiera que lo pintes, si los palescretinos niegan el holocausto es porque asi se lo enseñaron, pero los israelitas son genocidas con ellos y hacen lo mismo que les hizo Hitler.
A ver si aprendemos a ser objetivos

La libra de carne dijo...

Todo el mundo sabe que israel esta creado sobre el income-tax de todos nosotros.