jueves, 5 de agosto de 2010

El nombre de Thamacún

por Ignacio T. Granados

“Una rosa es una rosa, es una rosa” [Gertrude Stein] es el origen de la frase más importante y recurrente en Cuba Inglesa. Y es curioso que también sea el origen del título de la primera novela del italiano Umberto Eco, El nombre de la rosa [Apostillas]. La curiosidad reside en la coincidencia, porque esa novela consiste en la búsqueda de un libro misterioso y único; se trata del libro de La Comedia, sobre la base [ficticia] de que si Aristóteles escribió uno sobre la tragedia debió haber escrito también uno sobre la comedia.

Como si se tratara de un Plan de Dios, todo responde a un esquema complejo y sutil, porque la disquisición de Guillermo de Baskerville, en la novela de Eco, no pasa de ser una reducción lógica, típica del prometeísmo fáustico que él tipifica. No deja de ser curioso que el patronímico de ese autor sea Eco, como la ninfa condenada por Hera; tampoco que la premisa sea intelectualista [moderna] y ficticia, ni que la búsqueda sea del libro de La Comedia.

Al final, Baskerville no encuentra el libro, y deja una abadía —un estilo de vida— incendiada tras sí. Rescata libros, no personas, y cree que se lleva tesoros, pero no se lleva el libro de La Comedia. Quizás ese libro no fue escrito nunca, como afirma el monje asesino y trolomático; pero el libro existe desde que puede objetivar los pasos del buscador, que no lo encuentra quizás porque lo busca. El nombre de Thamacún, como el de la rosa, consistirá en lo que significa; su acento, y hasta su origen lexicográfico, puede que sean sólo el color del pétalo que la realiza, mas lo que importa es lo que significa.

23 comentarios:

Anónimo dijo...

No entiendo por que hay que enredar tanto la pita. El verdadero origen de Tamakún está en una radionovela cubana de los años 50: "Tamakún, el vengador errante."

Anónimo dijo...

Regue los campos de CI con sangre, me pinche un dedo y la sangre corrio por la pantalla de mi computador mientras leia el comentario de Ignacio.Soy feliz le he dado mi sangre a CI.Esto es una hermandad, ahora todos los Anonimones quedan purificados con mi sangre, seran seres de luz, como yo, el Anonimon feliz.

Anónimo dijo...

2031 no tienes imaginacion,No has leido Erotica, no has leido El Codigo, no eres feliz como yo, El Anonimon feliz.
Pero seras purificado con mi sacrificio, por la sangre que se derramo en CI de mi dedo y finalmente obtendras la luz.

Anónimo dijo...

El libro existia en la novela, tu. el bibliotecario jorge de burgos, se envenena comiendose las hojas del libro.

Los relatos de Maurice Sparks dijo...

Con el permiso de Ignacio, Armando, los anónimos felices y los infelices:

Un nuevo relato:

http://losrelatosdemauricesparks.blogspot.com/2010/08/dolor-de-conciencia.html

Gracias.

Anónimo dijo...

Ustedes se han fijado en el blogroll cubiche de Ernestico, el de PD? Blogroll cubiche? Si siempre son los mismos, Sosa, Enrisco, Babalu...

Anónimo dijo...

Zoe Valdes, en su blog, HOY:

Fantomas, no te paso más comentarios. ¿Sabes por qué? Porque este blog es mío y no me da la gana. Se acabó.

Anónimo dijo...

porque le sale de su papayita, que cara!

Anónimo dijo...

nueva encuesta de la Sombra del Cubano, yo creo que la sombra esta entrando en un proceso de evolucion

Anónimo dijo...

Sí, yo creo lo mismo. Bienvenidos si así es. Retiraré lo que dije antes de ellos si cumplen su palabra.

Anónimo dijo...

Encontre a tamacum; no es una isla, no es un libro, no es nadie; es la muerte sideral. Tamacum viene de tamales y viruelas. Lei en una novela de los anos 50 en Cuba -no voy a revelar la identidad- que habia un hombre proxeneta llando Tamacum. Y me parece bien que Anel lo incluya en su novela como el erotismo prodigo por excelencia. Le propongo a Anel cambialo por Macanacum.

Anónimo dijo...

Soy homosexual y me gustaria que Anel cambiara a Tamakum por macanacum.

Anónimo dijo...

por fin, es la muerte sideral o u proxeneta? aclarate mijo

Anónimo dijo...

oye anonimon feliz, dame una pista que estoy loca por conocerte

Anónimo dijo...

2303, Vivo en El Codigo, vengo de las paginas de Erotica, no me podras conocer, doy la sangre de mi dedo para lograr que existan seres felices y de luz,como yo, El Anonimon feliz de CI.

Cronista de Nuevo Songo dijo...

Grandes asociaciones, Ignacio. Enlaces magistrales, maridajes indisolubles.

Un libro, un nombre, una búsqueda: el Homo Eroticus lleva en su frente la marca de una especie que busca.

El Gran Libro, sea la Biblia o el Kamasutra, es una compilación de conocimientos (bíblicos o kamasútricos) porque todo en el fondo es lo mismo: la búsqueda de la Libertad movidos por el erotismo de la curiosidad.

Unos homínidos en una playa (la Playa) buscando la sabiduría: esa es la verdadera imagen de una especie en búsqueda perpetua de la libertad.

Eso es Cuba Inglesa. Eso es lo que esconde el nombre de Thacumun. Un nombre de matices tremendos y sutiles, como la comedia, como la tragedia, como la erótica, como la libertad.

Tranquilazo de la Vega dijo...

Thamacún es ir un poco más lejos. Es libertad. La libertad se ejercita en una constante búsqueda de sus confines.

Libertad es un concepto, como el Universo, en expansión. Imposible conquistar sus límites porque éstos se alejan como el tesoro en la punta de arcoiris.

Quién le pone compuertas al mar. Quién barreras a la libertad. Quién le pone nombre a Thamacún.

Anónimo dijo...

esto y mierda es lo mismo. Hasta cuando senores!

Anónimo dijo...

hasta cuando seguiras tupiendo al pueblo, trolotrolo!

Anónimo dijo...

Eso y gloria es lo mismo. Hasta siempre!

Asumpta al Cielo dijo...

La libertad es el pío pío de los pueblos.

Anónimo dijo...

Tremenda frase compadre, pero un poco pesimista para mi gusto

Anónimo dijo...

en nombre de la rosa. Que bufo!