viernes, 1 de octubre de 2010

Protestan escritores cubanos por congelación de premios en metálico

Una carta de abril de este año, firmada por el ministro de Economía y Planificación de Cuba, Marino Murillo, y que informa sobre la congelación de pagos por concepto de premios literarios, ha puesto en ebullición a un sector de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

Son varios los escritores residentes en la Isla que han evacuado sus quejas, e iniciado un debate en torno a la nueva orientación de las “instancias superiores”, a través de cadenas de correos electrónicos en Internet.

Concretamente, en uno de los emails circulantes el escritor Arístides Vega Chapú se refiere a que “los ganadores del Premio Fundación de la Ciudad de Santa Clara, resultados dados a conocer en julio, aún esperen por su necesitado premio en metálico”, y apunta también “la suspensión del pago del Premio de la Ciudad del Che, tanto en poesía como en proyectos, después que la Filial Provincial de la UNEAC en Villa Clara lo convocó”.

Por su parte, al poeta Luis Manuel Pérez Boitel le parece “que los dineros que se entregan a los escritores preocupan mucho más que la cantidad de dinero que se gastan diariamente en gasolina los dirigentes del país”, y se pregunta: “¿Por qué el Ministro de Economía y Planificación no paraliza la asignación de este recurso a los dirigentes, funcionarios y cuadros hasta tanto no se analice la situación de cada vehículo estatal en particular?”.

En Cuba, muchos escritores oficialistas, o “arrimados” a los subsidios estatales, utilizan los montos de los premios literarios, o sus emolumentos y prerrogativas como jurados de dichos eventos, para “resolver” problemas tan elementales como pintar su casa o arreglar algún efecto electrodoméstico.

“Para nadie es un secreto que los premios han venido a paliar los bajos salarios que en su gran mayoría tenemos los escritores vinculados al sector artístico”, apunta el propio Vega Chapú. “Es obvio que no podemos sostener nuestra labor intelectual solo con el salario que devenimos”. Y añade:

“Puedo contar los premios que he ganado de solo repasar mi casa: una puerta, alguna ventana, la pintura de las paredes, o la mesa en la cual descansa la computadora. Los premios nos han salvado de una penuria que se manifiesta en nuestra vida cotidiana”.

30 comentarios:

Anónimo dijo...

Que triste la vida de poeta provinciano, ese que vive del cuento y de los premios. Aqui en Miami, por lo menos se puede trabajar en un Sedanos. El pobre Chapu, chapurreado, que esfuerzo hace. Escribir y escribir para conseguir lauros. A ese poeta, hay que darle una visa.

Anónimo dijo...

se merece una visa, si sennor. El unico problema es que aqui afuera no se va a ganar tantos premios

Anónimo dijo...

El portal Diario de Cuba, se hace eco de otra noticia relacionada con la UNEAC. Dice que el presidente de la UNEAC en Holguín fue destituido por el propio Miguel Barnet quien viajó para ese propósito.
Lo importante es que citan a Barnet diciendo: "La UNEAC no se rige ni por el Ministerio de Cultura ni por el Ministerio de Finanzas, se rige por el Partido Comunista de Cuba".
Estas palabras de Barnet no se pieden olvidar. Y creo que es bueno que la recueden los que hacen ostentación en Miami de haber sido miembros de la UNEAC, funcionarios e incluso miembros de honor de la organización al servicio de la tiranía.

Anónimo dijo...

Bueno la gente dice que sosa clausuro la finca por falta de metalico. Le debian el dinero de un premiecito ahi de cuba.

Anónimo dijo...

A pedro merino le deben cinco pessos

Anónimo dijo...

Cuando salen los cocozapatos?

Anónimo dijo...

Codigo multiguante del bertiolo asinidino

Anónimo dijo...

Ese es el nuevo codigo?

Anónimo dijo...

Si!!!!!

Anónimo dijo...

Tremendo chisme!!!! Lo digo? No!

Anónimo dijo...

"que han evacuado sus quejas". Pero para evacuar primero hay que comérselas.

Anónimo dijo...

Pobre Champú. Se va a quedar sin premios y sin pelos.

Anónimo dijo...

bertiolo asinidino? como se come eso?

Anónimo dijo...

Acabo de pasar frente a Zu galeria y ya quitaron el cartel. Tiene un for rent sign. Que triste!

Anónimo dijo...

A llorar a otra parte!

Anónimo dijo...

a llorar a la UNEAC!

Anónimo dijo...

Al Chapu, pueden mandarle un dinerito de los derechos de Pajaro Azul, para que se compre jabon, colonia y champu.

Anónimo dijo...

Me he puesto tan triste

Anónimo dijo...

triste por que hija? Tu tampoco tienes champu?

Anónimo dijo...

Sosa clausuro la finca. Y eso a quien pinga le importa?

Anónimo dijo...

A nadie al parecer.

Anónimo dijo...

Y ahora quien va a hacer listas?

Anónimo dijo...

Se animan a hacer una lista de los posibles candidatos a listero mayor de la blogosfera?

Anónimo dijo...

Yo haria una lista de los blogs que deberian cerrar por malos y aburridos.

Anónimo dijo...

esa me gusta mas

Anónimo dijo...

aburridos:

abicu liberal
chiquita mala
la primera palabra
generacion y

Anónimo dijo...

malos no se, pero son aburridos con cojones

Anónimo dijo...

Y la lista de los más divertidos?
Y los del sentido del humor?
Y pa descojonarse de la risa que son los que yo quiero?

Anónimo dijo...

El presupuesto de la UNEAC siempre vino del Comité Central del PCC, y eso nunca fue secreto, es un organismo estratégico

jose luis sito dijo...

Miren en que año fue fundado el PCC por Castro y sus complices y comprenderan mejor que es el PCC.

El PCC es el Partido Unico de la dictadura, unico porque es una Union, lo mismo que la UNEAC es una Union.
Union castrista = exterminacion de la diferencia, de la multiplicidad, de la variedad, de la heterogeneidad, de lo diverso.

Parece que los tarros de miel se acaban, o mejor dicho que los tarros de miel se van a repartir con muchas mas condiciones. Para comer un tarro de miel o chuparse los dedos habrà que ser un incondicional mucho màs incondicional, o sea ser todavia mas servil. La dictadura en las nuevas condiciones necesita incondicionales, serviles ya no arrodillados y agachados, sino tirados en el suelo, arrastrandose en signo de sumision como lo hacian en tiempos de los emperadores chinos.

La dictadura està cambiando, no cabe duda... y los serviles tambien...