jueves, 23 de abril de 2009

El diálogo (III y final)

por José Luis Sito

Se trata de poner fin a una tiranía en Cuba, y sólo la negociación, el diálogo entre ambas partes, lo conseguirá. Pero a ese diálogo se llega con métodos, con luchas, con una política.

Los disidentes cubanos tienen que abandonar ciertas posiciones extremistas, dejar sus convicciones personales de lado (yo soy liberal, yo capitalista, yo de izquierdas, yo del centro, yo de derechas, a mí me gusta Obama, a mí no me gusta). Tienen que apartar el ego y las rivalidades personales para reunirse y entre ellos ponerse a dialogar.

Sobre el diálogo entre resistentes:

Esta es la otra parte del diálogo. Un diálogo entre ellos mismos, los resistentes. Reunirse, unirse, en una Plataforma Común, como lo consiguieron los españoles durante los años previos a y después de la muerte del dictador Franco. Esta desunión de los movimientos de Resistencia, esparcidos, desparramados, fragmentados, no tiene ninguna fuerza política. Son partículas aisladas, movimientos brownianos, sin coherencia. A esta situación actual nadie en el exterior, ni Europa, ni Estados Unidos, ni Latinoamérica, le dará peso ni ayuda. Nadie los tomará en serio con la debida gravedad.

Estamos en un momento oportuno. Muerte próxima del tirano en jefe, desconcierto del régimen, aumento de la desilusión y cansancio de los responsables dentro de la dictadura. Deseos de actuar de los “reformistas” y otros pijamas, población extenuada, economía arruinada, progresos de la resistencia sobre el terreno. Hay que ponerse a pensar políticamente, en términos de diálogo. Un dialogo de resistencia para conseguir lo que se puede conseguir: la Libertad de Cuba.

En este sentido, la declaración del CCPDH es un paso importante en la buena dirección, hacia la necesidad imperiosa y vital de este diálogo, diálogo entre resistentes y diálogo con el régimen.

5 comentarios:

chiquitacubana dijo...

Sito, estoy totalmente de acuerdo contigo, que es el momento de crear un comité, lo que sea y establecer ese dialogo para el cambio. El Cabeza de puerco ha escrito hoy una reflexion y abierto una encuesta a los blogueros con banderas que da para pensar.

Yo no conozco a las personas del link que mencionas...ni desde cuando existen, pero me dieron muy mala leche con este parrafo..

"Nuestro CCPDH fue la primera organización disidente de esta ultima etapa de lucha y la primera en plantear públicamente en Cuba él desafió de enfrentar los problemas de la nación cubana cívicamente entre cubanos en una Mesa Nacional..."

por que todos quieren dejar constancia que se es el primero en todo? en qué?

simplemente por eso, no firmo, asi de claro. NO me interesan los primeros, sino los de ahora, que tengan un dialogo y planteamientos certeros, con esos, con lo que surge estoy.

Tu articulo muy bueno, el comentario anterior, no le quita su merito, simplemente charlo contigo. Saludos.

Empedrado dijo...

te apoyo Chiquita

Anónimo dijo...

Chiquita cubana

Estás de acuerdo conmigo, yo estoy de acuerdo contigo. Ya somos dos, luego varios y ni tú ni yo ya no estamos solos. Empezar a crear una multiplicidad es el comienzo de una gran fiesta.
La fiesta final, con todas esas banderas agitando sus colores y tonos bajo el viento del Malecón habanero y cubriendo la escalinata de Santiago de escalofríos que producen las grandes felicidades- a esto estamos invitados con nuestra lucha de Resistencia. Como ya seguramente lo sabes: resistir no es aguantar sombrío y melancólico, pero avanzar de frente alegre y optimista.

Es importante empezar por estos preludios para no abandonar en la lejanía esa voz que nos habla de nuestro objetivo: la Libertad de Cuba. Después vienen los métodos y las formas, con sus acuerdos y desacuerdos, sus divergencias y hasta riñas; pero esto es ya segundario. Segundario no quiere decir sin importancia, la tiene, y muchísima, pero importa el objetivo que es la Libertad.
Es cierto que el texto del CCPDH no se puede considerar como el nec plus ultra de la disidencia y resistencia, como tampoco se debe acatar palabra por palabra. Pero constituye en sus métodos y con esta política basada en el dialogo, tanto entre resistentes como con la dictadura, un paso importante y un gran punto de partida para relacionar y unir aún más todos los grupos desparramados. Aquí te envío un link donde puedes apreciar el histórico del Comité cubano Pro derechos humanos CCPDH. http://sigloxxi.org/Anexos-libro/anex-00.htm
No estoy haciendo proselitismo para una organización en particular, observo sencillamente como algunos intentan promover este espíritu de dialogo y de unión entre cubanos. Entre cubanos. Por eso cuando expresas tu inconformidad con eso de “primera organización disidente” debes saber que es una organización creada en 1976 (ver historial). Dejando a parte lo que puede insatisfacernos aquí y allá, este documento del CCPDH constituye un motor importante hacia el desarrollo y el aumento de la Resistencia.

Unirse, reunirse alrededor del objetivo común, la Libertad de Cuba, es a esto a lo que debemos prestar atención y cuidado. Por eso los blogs de los cubanos tienen que estar atentos a no provocar desuniones, dispersiones, diversiones, sino a mantener vivaz el espíritu de unión y de dialogo. Dialogo no quiere decir consenso y allanamiento del pensamiento, quiere decir que por encima de nuestras divergencias podemos encontrar una base, un asentamiento para formar una Plataforma “política” común. El dialogo produce, crea, funda.
Estimada Chiquita cubana, siempre es un placer poder dialogar con personas como usted. Reciba un saludo.
Jose Luis Sito

RESISTENCIA !! UNION !!
VIVA CUBA PRONTO LIBRE !!

chiquitacubana dijo...

Efectivamente Sito, muchas gracias, esto es precisamente un buen dialogo.

Seguiré informandome, se lo prometo, y quizas regrese mas tarde. Ah, si tuvieramos una sola verdad y: o una verdad absoluta fueramos monstruosos...

Gracias nuevamente.

Saludos afectuosos,

Primera Interrogante dijo...

una gran serie de Jose Luis, y ojala prenda en las mentes de todos