viernes, 27 de noviembre de 2009

Una mañana con mi perro

por Maurice Sparks

Todas las mañanas camino con mi perro. Es una rutina que adquirí al separarme de mi última esposa (han sido tres). Me permite meditar sobre los sucesos del día anterior antes de salir a trabajar.

Un día, mientras iba con mi perro camino al lago donde le gusta perseguir a los patos y hacerse el lobo (lo dejo porque ya está viejo y en algo tiene que entretenerse), vi algo curioso a través de una ventana sin cortinas. Un hombre saltaba encima de una cama. O eso me parecía que hacía…

Nota del Editor. Los relatos de Maurice Sparks comienzan, a manera de prueba, como una sección itinerante que el autor prolongará, a su aire, en el espacio de comentarios. Cuba Inglesa publicará, como introducción, los primeros párrafos de cada relato.

50 comentarios:

Anónimo dijo...

acaban de descubrir que Lula es bugarron

Willi Trapiche dijo...

...como es eso ? para ver que salta sobre una cama tiene que estar muy cerca de la ventana , entonces usted es un mirahueco.??...

Anónimo dijo...

willi mas respeto con la literatura

Maurice Sparks dijo...

28 minutos

Anónimo dijo...

Willi de eso ya hablamos ayer. Por favor no distraigas.

Anónimo dijo...

5 minutos

Anónimo dijo...

vayan acomodándose, acérquense el trago, vayan al baño...

Anónimo dijo...

3 minutos

Anónimo dijo...

pasen señores y señoras, no se queden ahi en la puerta...

Anónimo dijo...

CLAP CLAP CLAP CLAP

Maurice Sparks dijo...

JENNIFER, LA SECRETARIA (1)

Ya se los dije: yo no creo en nadie. No me parece que es razonable depositar mi confianza en ninguna de las personas que me rodean. Esta historia lo demuestra.

Mi trabajo es muy estresante. Al menos lo es para mí. Trabajo en una agencia del gobierno. El que ha trabajado para una burocracia sabe lo que eso significa. Papeles, papeles y más papeles. También estas agencias son nidos de gente que no quiere trabajar, sólo ganarse el dinero fácil a costa del contribuyente. Gente que quiere subir, subir y subir. Arriba se gana más y se trabaja menos.

Jennifer es mi secretaria. Jennifer es muy joven. Jennifer es lesbiana.

Para que se hagan una idea, Jennifer es una copia al carbón de Angelina Jolie. Pero más sexy.

A mí nunca me han gustado los tatuajes en las mujeres, pero a Jennifer le quedan bien. Quizás escogió los lugares justos o las figuras justas, que sé yo. Sólo sé que la hacen mucha más apetecible.

Les aclaro que yo nunca miro a Jennifer con deseos de. Comprendo que no le gustan los hombres y además es mi subordinada. Trato de suprimir esos instintos naturales del hombre cincuentón por una mujer joven y sexy.

Anónimo dijo...

OLE!

Anónimo dijo...

anjá

Anónimo dijo...

hummmm

Anónimo dijo...

sigue sigue no pares

Maurice Sparks dijo...

JENNIFER, LA SECRETARIA (2)


Mi matrimonio con Dulce fue mas bien amargo. Nunca fuimos felices. Yo tenia mis aventuras con otras mujeres de vez en cuando hasta que un día me descubrió y ahí mismo terminó el matrimonio. Ella regresó a Costa Rica donde vivían sus padres. No tuvimos hijos, de modo que jamás nos volvimos a ver ni a hablar. No había razón alguna para mantenernos en contacto.

Jennifer llego un día llorando. Yo no sabia que decirle. No soy muy bueno en eso de lidiar con los sentimientos, sobre todo si no son los míos. Pero como soy su jefe, me vi en la obligación de preguntarle qué le había sucedido. Al principio no me quiso dar detalles. Me dijo que sólo se sentía mal, que estaba triste, sin motivo aparente. Al rato empezó a abrirse y me contó lo que había pasado. Supuestamente su novia le había pedido que hicieran un trío con otro hombre. A Jennifer no le molestó lo de compartir a su novia con otro hombre. Lo que la molestó en realidad fue que Laura, su novia, le confeso que se estaba enamorando de Luis, el hombre con el que quería que hicieran el menage a trois. Luis era un hombre casado, y al parecer también se estaba enamorando de ella. Le había pedido a Laura que se fueran a vivir juntos a Seattle, adonde Luis pensaba mudarse porque le habían ofrecido un trabajo con un salario muy bueno. Luis le había dicho que ella estaba en trámites de divorcio. Lo único que quería es que Laura le complaciera con una de sus fantasías aún no realizadas: el tener sexo con dos mujeres a la vez.

Anónimo dijo...

OOOOOOHHHH

Anónimo dijo...

UUUUUUUUUUUUHHHH

Maurice Sparks dijo...

JENNIFER, LA SECRETARIA (3)



Como es de imaginar, yo no sabia que decir a todo esto. Yo siempre fui un hombre tranquilo, con mis amantes y demás, pero nada del otro mundo. Nada de pasteles y esas cosas. Ese mundo era totalmente desconocido para mi. Había trabajado con lesbianas antes, pero eran mas bien reservadas. Laura era muy abierta. No les niego que eso me excitaba, que me hablara de su vida con tanta naturalidad. También me hacia sentir bien como jefe. Me gustaba que confiara en mi y me viera como alguien que aceptaba su modo de vida. La aconseje lo mejor que pude. Le hable de cómo a veces hay que dejar que la vida tome su propio rumbo. Consejos inútiles. Pero a Jennifer le gustaron. Se calmo. Me pidió que le hablara de mi, que ella no sabia nada de mi vida. Le miré a los ojos. Había un brillo en ellos que nunca había notado antes. Me dieron deseos de besarla.

Anónimo dijo...

ok...

Maurice Sparks dijo...

JENNIFER, LA SECRETARIA (4)



Le dije que en otro momento hablaríamos con más calma, que tenía un “conference call” en media hora y tenía que buscar algunos datos que necesitaba. Le dije que me llamara después del trabajo si se sentía mal o tenia deseos de conversar. No lo hice con malas intenciones, simplemente estaba buscando una manera elegante de salir de la situación difícil que se me había creado dentro de mis pantalones. No se si Jennifer se dio cuenta, pero tenia una erección a la que mi pene no estaba ya acostumbrado.

Maurice Sparks dijo...

JENNIFER, LA SECRETARIA (5)


Entré a mi oficina, aún con el pene erecto. Me senté en un sofá que está al lado de la puerta y me quedé absorto pensando en Jennifer.

De pronto se abrió la puerta.

Anónimo dijo...

mjmmmmm

Anónimo dijo...

Lo tuyo son los guiones de peliculas porno

Maurice Sparks dijo...

JENNIFER, LA SECRETARIA (6)

En los dos minutos que estuve sentado en el sofá pensé en la novela de Hemingway y creé mi propio jardín del edén en mi mente con Jennifer y Laura, ambas enamoradas de mí y queriendo satisfacer cada uno de mis deseos sexuales.

Jennifer entro a la oficina, cerro la puerta y se arrodillo delante de mi. Ira a rezar o a llorar, pensé, confundido como estaba por la rareza de la situación.

De pronto Jennifer se lanza hacia mi pene y empieza a acariciarlo.

Anónimo dijo...

NO WAY

Maurice Sparks dijo...

JENNIFER, LA SECRETARIA (7)


En los dos minutos que estuve sentado en el sofá pensé en la novela de Hemingway y creé mi propio jardín del edén en mi mente con Jennifer y Laura, ambas enamoradas de mí y queriendo satisfacer cada uno de mis deseos sexuales.

Jennifer entro a la oficina, cerro la puerta y se arrodillo delante de mi. Ira a rezar o a llorar, pensé, confundido como estaba por la rareza de la situación.

De pronto Jennifer se lanza hacia mi pene y empieza a acariciarlo.

Anónimo dijo...

oye esto esta muerto hoy aqui asere

Maurice Sparks dijo...

JENNIFER, LA SECRETARIA (8)



Lo acariciaba como si fuera algo curioso, no con deseos, era como si hubiera adivinado mis sentimientos y me complaciera por caridad. Debo confesarles que ese tipo de caridad nunca me ha molestado. “Mercy fuck” como le dicen en inglés. El placer es me parece a mi mas importante que la vanidad. Siempre he buscado el placer, sobre todo el sexual. Por eso engañé a Dulce tantas veces. Al perderse el fuego inicial que había en nosotros, tuve que buscar en otras mujeres el placer que ella ya no me suministraba.

Anónimo dijo...

tabueno eso de mercy fuck

Anónimo dijo...

bueno esta muerto, pero no nos dejes a la mitad maury

Anónimo dijo...

esto va a ser debut y despedida

Maurice Sparks dijo...

JENNIFER, LA SECRETARIA (9)


Después de un rato de caricias, Jennifer se había emocionado un poco. Pareciera que se hubiera acordado de cuando le gustaban los hombres y hacia de las suyas. Jennifer era colombiana y, según me contó un amigo mío también colombiano que fue a la escuela con ella en Baranquilla, fue tremenda antes de meterse a lesbiana. Lo del lesbianismo fue una sorpresa para muchos que la conocían, me dijo mi amigo. Jennifer siempre fue muy puta. Se templaba a cualquiera. Era de las que templaba en los baños, en las escaleras, en las aulas. Incluso se rumoro que se acostó con el director del instituto.

Jennifer me bajo la cremallera y empezó a pasar la punta de su lengua por mi pene, recorriéndolo de un lado a otro.

Anónimo dijo...

creo que todo el mundo anda en zu hoy

Anónimo dijo...

este chispitas se debe de haber estado masturbando porque si no como explica media hora para un parrafo

Anónimo dijo...

zi, en zu caza

Anónimo dijo...

no estas en forma tu hoy chispi, porque una hora y media y todavia aqui no ha pasado nada...

Anónimo dijo...

yo me voy, si hay algun giro inesperado a esto me avisan, ya saben donde estoy

Maurice Sparks dijo...

JENNIFER, LA SECRETARIA (10)


Después abrió su boca y se trago mi pene. Empezó a chuparlo de una manera única. Nunca había sentido tanto placer al recibir sexo oral. Jennifer era sin dudas una experta. Me miraba mientras succionaba mi pene y en sus ojos se evidenciaba que estaba sintiendo tanto placer como yo. De pronto se detuvo. Se paro delante de mi y me dijo:

--Espérame, que ahora vuelvo.

Espere un rato sin saber que hacer. Me levante del sofa y camine hacia la ventana de la oficina.

Anónimo dijo...

I'm leaving too, this story is so fucking boring, it sucks big,see you in hell bitches

Anónimo dijo...

mucha chispa pero no logró prender el fuego

Maurice Sparks dijo...

La historia se frustro. Pero creo que aprendimos algo todos hoy. Hya que encontrarle rapido el hilo a la cosa, sino a la mierda. Prometo regresar con mejores historias, mas cortas y sustanciosas. Gracias a Anel por su apoyo y que regrese pronto.

Anónimo dijo...

jajjaaj el tipo se publico, contesto y recontesto solo, jajajajjaja

Anónimo dijo...

Maurice él mismo se cobra y se da el vuelto. Publica esos "cuentos" y luego él mismo escribe miles de anónimos alabñándose. Mejores cosas he visto en CI sin tanta alharaca.

Maurice Sparks dijo...

Yo nunca haria eso de alabarme a mi mismo. No tengo problemas con mi ego. Siempre me he aceptado como soy, ni mas ni menos. No me hace falta. Esto era solo un divertimiento. Nada serio.

Ni siquiera como divertimiento funciono, asi que lo deje. Todo bien.

Cuidense mucho y disfruten estas navidades. La economia esta dificil, pero la familia, los amigos, un buen libro pueden mejorarle el dia a cualquiera.

Maurice Sparks

Anónimo dijo...

Los cuentos cortos te salen mejor. Una vez nos contaste uno sobre una conversacion que Aruca habia tenido en un bar de la calle ocho donde trabajabas que tambien fue buenisimo.

Anónimo dijo...

Maurice, ya lo has visto, la mala leche puede ser muy frustrante, pero no hay disfrute mayor que el de sobreponerse y derrotarla. Adelante, man, que tu eres bueno.

Anónimo dijo...

2135 que claro estabas, debut y despedida!

Anónimo dijo...

cuidado, que Maurice esta esperando el rescate de Anel para ofrecer lo mejor de si!

Anónimo dijo...

vivir para ver