jueves, 25 de noviembre de 2010

Erótica, el espacio interior (IV y final)

por Ángel Velázquez Callejas

Las Palabras fue el título con que Sartre nombró su autobiografía. Muy significativa la denominación porque incluso la filosofía existencialista que profesó se fundamentó en la puesta en marcha de un sistema de palabras: “la existencia precede a la esencia”, “el hombre está condenado a ser libre”, “la vida no tiene sentido”. Una jugada racional que destruye todo el encanto del mundo de Alicia, de su espacio. Lewis Carroll estaba en lo cierto cuando afirmaba que la fatídica situación de un niño, de la niñez y la infancia, es la de su llegada a la adultez: con la llegada de la adultez el ser humano va sustituyendo el lenguaje de las imágenes por las palabras y, desde entonces, vive subordinado a ellas, sometido al mundo de las construcciones verbales. El adulto que fue el niño entra ahora de lleno en el mundo de las racionalizaciones y las mentiras y va olvidando, de manera subrepticia, las paradojas de la vida.

Allí donde el espacio se presta a la libertad, las palabras no existen. Es por eso que grandes poetas y escritores ansían volver, en algún momento de su vida, a la infancia, a esa vista-recordación de las antiguas imágenes. ¿Es Erótica también un reencuentro con la niñez olvidada? Veo incurrir a Erótica en una imagen exiliada; una imagen que se va al olvido para retornar nuevamente.

Con las palabras se entra de lleno al exilio. Con las palabras el hombre se expulsa a sí mismo de su espacio natural. Y es mediante el simbolismo verbal evocado desde la imaginación que Erótica se vuelve por naturaleza un documento literario para el exiliado. Esta es otra observación que puedo hacerle a la novela Erótica, de Armando Añel: trata desmitificar el origen del trópico, los apoyos verbales, la hipnosis arrolladora, acentuando e incorporando, como contrapartida metafórica y simbólica, un lenguaje de exilio. Erótica es un lenguaje de exilio en tanto se contrapone como geografía y espacio al metarrelato histórico. De ahí también la alternativa que subyace en el imaginario de Playa Hedónica. ¿En qué sentido? En que la Historia impone esclavitud y el espacio libertad, es decir, esto cabe muy bien dentro de la sentencia de Nietzsche: “Dios ha muerto y el hombre es libre”.

En otras palabras, la Historia ha muerto y el hombre tiene por delante todo el espacio para la libertad. La metáfora de Playa Hedónica viene dada, presumo, por esa instancia del espacio que los interesados en su crecimiento personal pueden ir cultivando, primero, en su interior.

8 comentarios:

el troll dijo...

Para Anel, y colaboradores,y para los asiduos internautas y por supuesto la familia de todos, les deseo un feliz dia de Thanksgivens

Anónimo dijo...

conoooooooo

Anónimo dijo...

Anel, ahora Erotica toma un giro que tu no esperaba. La critica de Velazquez resulta tan interesante, tan valiosa que abre un debate que no pudieramos imaginarnos antes. Confieso que antes no entendia nada, solo pedanteria. Ahora Erotica se cuela como el gusano.

Anónimo dijo...

Como habla mierda velazquez

Anónimo dijo...

a ver si respetamos a los hombres

Anónimo dijo...

hombres quedan pocos y si para colmo no se les respeta, a donde vamos a parar?

Anónimo dijo...

profundo analisis de callejas, muy atinado

Anónimo dijo...

SANTO DOMINGO.- El cantante de bachata Jimmy Bauer se encuentra en estado de recuperación en el Hospital Central de las Fuerzas Armadas donde anoche fue operado para extraerle del estómago 88 bolsitas presumiblemente de cocaína que prendía llevar a Nueva York.

Médicos de la DNCD y del hospital castrense dijeron esta mañana que la intervención quirúrgica fue practicada de emergencia debido a que al paciente se le habían explotado dos de las bolsitas en el estómago, pero que éste se recupera satisfactoriamente.

Explicaron que la operación fue delicada dada la naturaleza del caso, pero que se recupera satisfactoriamente debido a su buen estado físico, y que será mantenido el tiempo que sea necesario en el centro de salud.

Mientras, oficiales de la agencia antinarcóticos investigan para dar con los cómplices del frustrado envío de drogas a Nueva York a través del bachatero de 40 años de edad y nacionalidad norteamericana.

Jaime Vargas, nombre correcto del artista, fue detectado por miembros de la DNCD de servicio en el área de salida del AILA, alrededor de las 2:30 de la tarde de este lunes en la máquina de rayos x de Migración cuando se disponía a abordar el vuelo 822 de la línea aérea Jet Blue, con destino a llamada ciudad de los rascacielos.

Debido al mal estado en que se encontraba, se desmayó y fue trasladado de emergencia directamente, bajo custodia, al hospital militar de la Capital.

Gracias a dicha actuación se pudo evitar un posible deceso del artista, como ocurre en muchos de estos casos, cosa que no hubiera podido ser posible de haber abordado dicho avión en tales circunstancias.


2 de nov. 2010.-