miércoles, 17 de noviembre de 2010

La venganza del mercado (I)

por Roberto Lozano

“The Mob has plans. The cops have plans. Gordon's got plans. They're schemers. Schemers trying to control their little worlds. I'm not a schemer. I try to show the schemers how pathetic their attempts to control things really are”.
The Joker, en The Dark Night

Cualquier idiota puede salir en zafarrancho de combate a desafiar la ley de la gravedad hasta que le rajen la cabeza de una pedrada. Lo mismo ocurre en el terreno económico cuando a algún gobierno se le mete entre ceja y ceja la mala idea de pelearse con las leyes económicas. Prueba de lo anterior es la reciente advertencia del gobierno cubano, al anunciar las reformas económicas a ser discutidas en el próximo Congreso del Partido Comunista, de que al mercado “no se le harán concesiones”, junto a los corolarios de que “la planificación centralizada continuará rigiendo la economía” y de que no se va a “ceder” la propiedad, sino a cambiar la forma de administrarla.

Concesión es el permiso que otorga una entidad a otra para que realice determinado trabajo. Sin embargo, las leyes de la oferta y la demanda que rigen el funcionamiento de cualquier mercado no necesitan de ninguna autorización gubernamental para hacer su trabajo, ya que por definición existen con independencia de la voluntad de los hombres. Por eso, cuando proliferan las trabas al mecanismo de mercado en la economía formal, éste sencillamente se transmuta en mercado negro. Ello permite a las leyes de la oferta y la demanda continuar ejerciendo su función en la asignación de precios a pesar de las acciones del Estado para impedirlo en la economía formal.

El resultado es un círculo vicioso. La represión económica del gobierno trata de suprimir la libertad de los agentes pero, al hacerlo, los empuja hacia la economía informal y el mercado negro, que los agentes utilizan como mecanismos compensatorios. Es por eso que tratar de suprimir las leyes de la oferta y la demanda resulta un ejercicio tan fútil como la orden de Calígula a sus legiones de que atacasen con lanzas y espadas al mar, para vengarse del Dios Neptuno. El gobierno cubano no acaba de comprender que las medidas represivas solo sirven para echarle mas leña al fuego de la ineficiencia, la improductividad y la corrupción, y que para arreglar la economía se necesita restaurar la libertad de agencia y elevar el nivel de eficiencia en la economía formal. Para lograrlo hay que ceder la propiedad.

Concesión es también el efecto de dar o no la razón sobre un tema, y quizás sea aquí donde el gobierno cubano no quiera hacer concesiones a la lógica económica. Recordemos que la nomenclatura maneja la economía políticamente y que ha mantenido una postura de indiferencia frente a la irracionalidad económica, mientras que esta no interfiera el objetivo estratégico de preservar el poder. Sin embargo, en vista del agravamiento de la crisis en los últimos dos años, pareciera que la economía ya pasó esa línea roja. No obstante, las mismas posturas contra el mecanismo de mercado y la propiedad privada parecen continuar imperturbables. Lo anterior significa que no habrá recuperación a la crisis y que las probabilidades de un cambio de régimen continúan en ascenso.

En realidad, son el mercado y sus leyes de la oferta y la demanda los que no le hacen concesiones a los gobernantes cubanos. Principalmente, porque en gran parte es como consecuencia del accionar de esas mismas leyes que la economía formal fenece, mientras la economía informal florece a la sombra del desastre. Cuando los precios del mercado negro superan los precios regulados del mercado estatal reflejan las verdaderas condiciones de escasez y los verdaderos costos de producción. Estos precios envían el mensaje “prodúceme” a los empresarios de la economía informal, para que aumenten la oferta del producto o servicio en cuestión. El mercado negro actúa para producir una armonía de las decisiones de producción con el deseo de los consumidores, como contrapartida a una distorsionada economía formal que opera bajo la camisa de fuerza de la burocracia.

Y aunque el gobierno cubano continúe dando pasos tácticos para “ajustar el modelo” ante una economía que se desploma junto a todos sus sectores productivos, sus líderes no dejan de ver las cosas bajo el prisma ideológico del estalinismo. Esto los lleva a subordinar lo económico a lo político pero también a ignorar las consecuencias de leyes económicas fundamentales. Irremediablemente, con independencia de lo que piensen o hagan los gobernantes, más tarde o más temprano, las leyes del mercado también zumbarán su pedrada. Contabilícense, por ejemplo, las decrecientes producciones de azúcar, tabaco, café y la insuficiencia del turismo, las remesas y la exportación de servicios, y se verá que la economía de la Isla sufre de una crisis de oferta o insuficiencia productiva innata. En otras palabras, la ratonera cubana no caza ratones, no funciona.

4 comentarios:

de la Feria Alternativa dijo...

Anoche fui invitado por una buena amiga, Margarita García Alonso (la cual jamás ha dejado de darme ánimo y consejos desde Europa en momentos malos y ahí es donde se ven las buenas y grandes personas).
Ella iba a leer algo de sus últimas obras y tener un intercambio cultural con amistades y personas afines, en el centro de Miami.
A pesar de vivir relativamente lejos del centro de Miami y aunque estoy en una etapa de convalecencia de mis heridas, decidí acudir a su invitación por encima de todo porque ella ha sido muy personal conmigo y además, es una gran escritora y artista plástica que admiro.
Pero el caso de mi ida no viene a colación sino a quién (o quiénes) me encontré yo allí.
Cuando llegué (bastante tarde, debido, ya dije, a mi lejanía) veo a Delio Regueral sentado entre un público atento a un cantor de guitarra y Delio me mira. Decido, en el mejor de los atributos urbanos y de etiqueta, saludar a Delio con una mano. Entonces Delio me responde al saludo, con una mano igual.
No hizo falta más nada.
Ya Delio Regueral tiene toda mi admiración y respeto para el resto de mi vida. Cualquiera que haya sido nuestro conflicto y nuestra disputa, para mí queda zanjada con el gesto humano de Delio al corresponder mi saludo.
Anoche, otra vez, me llevé una lección en mi vida (además de llevarme, para mi confort, un abrazo tibio, una frase de amor y un ángel de Margarita, manufacturado por ella misma).
Uno nunca deja de aprender.
Por eso ahora reconozco aquella anécdota que cuentan de Gishin Funakoshi, el padre del karate moderno y creador del estilo Shotokan.
Dice un discípulo que, estando el maestro Funakoshi en su lecho de muerte lo llamó y le dijo al oído: "¡Ya se me reveló cómo se tira un tsuki efectivo!".
Acto seguido el maestro expiró y murió.
Se llevó el secreto del golpe de nudillos a su tumba pero nos dejó una revelación mayor: "uno está aprendiendo hasta el mismo instante en que muere".

JOSE VARELA

Anónimo dijo...

"Uno nunca deja de aprender"

Absolutamente que si, todos estamos aprendiendo mucho con esta "feria alternativa."

Anónimo dijo...

Anónimo dijo...
Todo el que ande alrededor de esa vibora Margarita Garcia Alonso, o es un cretino, o un ignorante que no sabe con quien anda.
Despues de todo lo que esa vibora castrista ha hecho para destruir, todavia algunos andan besandole el culo. Es aqui donde se ve la naturaleza miserable de tantos en Miami.
Lo que pasa finalmente es que en Miami recrean lo que hacian en la isla del doctor Castro.
Las mismas viboras con el mismo veneno. Pobre Miami.

15 de noviembre de 2010 16:49


Anónimo dijo...
La vibora Margarita Garcia Alonso ha intentado destruir Zoe Valdes, Ernesto Hernandez Busto, Yoani Sanchez, y ahora otros tantos màs. Ha sido y sigue siendo una vibora que ha echado su veneno en toda la blogosfera cubana.

Su comportamiento enfermo y castrista serà siempre un enorme estorbo en un lugar como Internet tan importante para la lucha de resistencia por la libertad de Cuba. Mientras siga envenenando no habrà tranquilidad entre todos, ni solidaridad, ni entendimiento entre todos. Todo serà preso de la cizaña, del odio, de la maldad y de la mentira que esta vibora inocula.
Saludos.

Y como esa vibora entre a Miami ya pueden prepararse...

conau dijo...

la alternativa castrista en miami, candelaaaaa