jueves, 9 de diciembre de 2010

Los wikileaks y la historia

por Carlos Alberto Montaner

¿Quién asegura que los wikileaks no van a tener consecuencias dramáticas? La filtración diplomática más importante de la historia fue el telegrama cifrado que el canciller del imperio alemán Arthur Zimmermann le envió a su embajador en México Heinrich von Eckhardt el 16 de enero de 1917. El mensaje secreto, interceptado y descifrado por el servicio británico de inteligencia, cambió el destino del mundo.

Los alemanes intuían que Estados Unidos, pese al pacifismo del presidente Woodrow Wilson, acabaría declarándole la guerra a Alemania, de manera que le ordenaron al embajador que se acercara al gobierno mexicano para proponerle una alianza. Berlín armaría a México para derrotar a los norteamericanos. Como recompensa, los mexicanos recuperarían los territorios de Arizona, Texas y Nuevo México arrebatados durante la guerra de 1848.

Cuando Wilson tuvo conocimiento de este plan (aunque los mexicanos lo rechazaron prudentemente), pensó que no había otra alternativa que declararle la guerra al Káiser. El presidente, a regañadientes y bajo protesta, podía entender que los submarinos alemanes hundieran las naves comerciales americanas, pero no que estuvieran preparando un ataque artero contra el territorio estadounidense.

Hasta ahora los wikileaks más comprometedores son los que revelan la preocupación de Estados Unidos por la creciente presencia de Irán en América Latina y la vinculación militar entre ese país y Venezuela. No era una invención de los demócratas venezolanos de la oposición ni un producto de los temores paranoicos de los israelíes. Incluso Arabia Saudita y los emiratos compartían el temor general a unas bombas atómicas construidas por los iraníes.

A juzgar por lo que cuentan o por lo que se deduce de esos papeles virtuales, es cierto que el señor Ahmadineyad, junto a Hugo Chávez y las demás naciones del llamado “socialismo del siglo XXI”, están gestando una peligrosa alianza militar que incluye la fabricación de armas nucleares. Lo que ahora se ha descubierto, gracias a una investigación del diario alemán Die Welt, es que el destino de esas armas no es solo para actuar en el Medio Oriente, sino también para amenazar a sus vecinos y poner en peligro los intereses norteamericanos.

En efecto: la noticia revelada por los alemanes es que Venezuela e Irán crearán una base de misiles, en la que instalarán cohetes capaces de recorrer 1500 kilómetros, una distancia que abarca casi toda Colombia y el Canal de Panamá, sitio clave que puede convertirse en un blanco-rehén en caso de una confrontación internacional, dado el inmenso daño que significaría la destrucción de esa vía marítima para el comercio internacional y muy especialmente para Estados Unidos. La información nada dice de cargas nucleares, pero se sabe que estos cohetes, con mínimas adaptaciones, pueden llevar cualquier tipo de explosivos.

Es imposible no experimentar cierta sensación de déjá vu ante este conflicto. En 1962 Fidel Castro pensó que si los soviéticos colocaban en su territorio armas nucleares, Cuba quedaría a salvo de un ataque norteamericano. Por su parte, el premier ruso Nikita Kruschev calculó que si él era capaz de amenazar a Estados Unidos desde un punto cercano a la frontera americana, eso le permitiría ganar la guerra fría y vengar la estrategia norteamericana de rodear a la URSS con bases situadas en Turquía o Noruega. Aquella jugada estratégica se saldó con la Crisis de los Misiles de octubre de 1962, el momento más próximo que ha estado el planeta de una carnicería nuclear.

Chávez, discípulo de Fidel hasta en sus peores disparates, hoy repite el mismo error irresponsablemente, pero ni siquiera acompañado de una superpotencia, sino de la mano de una teocracia de segunda categoría, gobernada por un fanático religioso enemigo de los Estados Unidos y de los valores occidentales, empeñado en destruir a Israel y en dominar por la fuerza o la intimidación a los demás Estados islámicos. ¿A quién se le ocurre que esa absurda asociación puede conducir a algo que no sea una catástrofe?

¿Cómo terminará esta locura? No lo sabemos, pero es fácil presumir que los estrategas norteamericanos deben estar reexaminando los wikileaks a la luz de lo que les acaba de contar Die Welt. Deberían hacerlo.

Cortesía Firmas Press

18 comentarios:

J. G. dijo...

habrá que hacerse voluntario

Cronista de Nuevo Songo dijo...

Lea la última revelación del WakaLeaks...

Quedará sorprendido.

http://nuevosongo.blogspot.com/

Anónimo dijo...

cronista, si vuelves a hablar del palacio te voy a demandar, ese tema lo traje aqui yo, eres un robaideas.

Anónimo dijo...

tremendo descaro

Anónimo dijo...

eso es lo que yo llamo un wikiplagio

Moraleja dijo...

1949, eso te pasa por anonimo. Los anonimos tienen mas libertad pero no tienen propiedad, legalmente no existen. Te jodieron. Todo en esta vida tiene un pro y un contra.

Anónimo dijo...

ahora el cronista puede decir que el fue el primero que escribio del palacio como anonimo, y quien dice que no?

ANONIMO PLAGIADO dijo...

Tienes razon

ANONIMO PLAGIADO dijo...

Pero el que gana soy yo y te explico. Las ideas a mi se me ocurren todos los dias. De modo que no he perdido nada. Manana se me ocurrira otra. El cronista queda como lo que es: un wikiplagista.

Anónimo dijo...

Tambien demuestra admiracion, que te copien

Anónimo dijo...

cierto

Cronista de Nuevo Songo dijo...

El copyright es tuyo, anonimón. Nadie te lo ha negado. Y que el Palacio es centro internacional de espionaje es vox populi; todo el mundo lo sabes. Es cierto. Vox populi vox Dei.

Anónimo dijo...

Por favor, reproducir en sus blogs.

Es un mensaje de Aguaya Berlín. Aguaya, una mujer con tremenda papaya.


Me acaba de llamar por teléfono la Cónsul de Cuba en Berlín para decirme que las "autoridades migratorias cubanas" han revocado la habilitación de mi pasaporte. Me informó que debo pasar por el Consulado para que ellos allí me cancelen la habilitación que desde hace años tengo en mi documento de viaje cubano.

A mi pregunta de cuáles fueron las causas o del por qué de tal decisión la Cónsul me dijo que desconocía las razones pero que imagina "debían ser de peso" para que hayan tomado esa decisión, y que las autoridades tienen el derecho de hacerlo y de tomar tal determinación.

La Cónsul fue muy respetuosa, menos mal, y me dijo que solamente puedo entrar a Cuba en caso de existir una razón humanitaria previamente aprobada desde Cuba. Si no, no puedo viajar a mi país de origen. Me llamaba para que lo supiera antes de comprar pasaje o hacer algún otro trámite relacionado.

Le pregunté si yo recibiría constancia por escrito de lo que ella me estaba comunicando. No, no es posible, es solamente oral, y que yo puedo pasar en cualquier momento por el Consulado para ella repetirme la misma decisión.


EL GOBIERNO DE CUBA VIOLA UN DERECHO HUMANO UNIVERSAL: MI DERECHO DE ENTRAR A MI PAÍS DE ORIGEN.


Artículo 13, Declaración Universal de Derechos Humanos, aprobada el 10 de diciembre de 1948 en la Asamblea General de las Naciones Unidas:

1. Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado.
2. Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país.


EL GOBIERNO DE CUBA ESTÁ VIOLANDO MIS DERECHOS.

(Mi agradecimientoo sin límites a todos los que se han hecho eco en sus blogs y en las redes sociales, incluso a los pocos segundos de haber publicado yo en Facebook la noticia, en mi estado, cuando colgué el teléfono. Después fue que lo escribí aquí, con un poco más de detalle. Gracias a todos por el apoyo. ¡Denunciemos lo que nos pasa a los cubanos cuando nos expresamos libremente!)

Anónimo dijo...

Aguaya si tiene papaya. Voy pa lla pa dejarle mi admiration.

Anónimo dijo...

Si hubiera muchas Aguayas la dictadura tendría que claudicar porque no podría prohibir la entrada a cientos de miles de Aguayas ya que necesita el dinero de todas esas Aguayas. Aguaya es un modelo para todos. Aguaya tiene tremenda papaya.

Anónimo dijo...

visitar Cuba despues de hacer denuncias desde afuera? aquello es o no es una dictadura? vamo a ver, no vaya a ser que estemos intentando hacer que aquello parezca una fiesta, con dos policias cuidando la entrada, pero una fiesta

Anónimo dijo...

"La Habana era una fiesta"
Ernest Berlin

Chago dijo...

Nada tiene de similar el asunto Wikileaks, con los motivos o razones que produjeron la primera guerra mundial. Lo que ha sucedido es un desnudo de las chapuzas y diretes de estas supuestas glorias que lideran el mundo, y que influyen, o por lo menos lo procuran, en otros paises. Desde sentencias favorables para casos determinados en audiencias españolas, hasta evidencias de asesinatos masivos de civiles en guerras de rapiñas; Iraq, Afganistan...

A veces hay que llamar las cosas por su nombre, dejar la muela vizca.