lunes, 13 de diciembre de 2010

Una película de terror y misterio

¿Qué lo movía a volver una y otra vez al blog del agente Malahoja? A él, nada menos que a él, devoto de los textos sugerentes y las imágenes concienzudas, habituado a invertir su tiempo solo en aquellas páginas que valían milimétricamente la pena, incapaz de perderse en los lugares comunes a los que cada dos por tres, con ínfulas de descubridor de secretos escondidos --con retórica de mamífero asesinado por balleneros japoneses--, recurría el agente Malahoja. ¿Cómo diablos era capaz de al menos una vez a la semana pasar por el blog de aquel infeliz y detenerse, sí, detenerse, detenerse y leer uno, a veces hasta dos, de sus posts intragables? ¡En ocasiones hasta tres! ¿Por qué había caído tan bajo? ¿Qué poderosas razones lo arrastraban hacia aquel antro inefable, repleto de fotos de mal gusto, erratas hipertrofiadas y reflexiones incoherentes?

La respuesta estaba en la tragedia. La tragedia del morbo, de los bajos instintos desdibujando la línea divisoria que separa al hombre de la bestia, floreciendo a la vista de todos como el inodoro público desbordado de excrementos; la tragedia de lo inconfesable y lo grotesco, el descenso hacia los abismos, pendular e interminablemente agónico, de un alma atormentada por la sospecha. Por la sospecha de su mediocridad. Y esa era, precisamente, la especialidad del régimen cubano. Especialidad de la ca(u)sa. La explotación del morbo y la tragedia por vía de la mediocridad. De ahí que el agente Malahoja hubiese sido aceptado como agente. De ahí que él, el internauta mismo, no pudiera abandonarlo en su caída. Explotaban su caída (la del agente). Contaban con su curiosidad (la del internauta). Como uno no puede dejar de ver ciertas películas de terror y misterio.

8 comentarios:

L.M. dijo...

De malahoja nada. Tu podras decir cualquier cosa, pero malahoja !NO!. Te lo aseguro

Anónimo dijo...

TU TE CONFORMAS CON CUALQUIER COSA HIJA.

L.M. dijo...

No es cualquier cosa, y quita esa mayusculas que en la escritura las dimensiones no importan. Como te decia: !mucho amor!, muchoooo

Anónimo dijo...

jijijiji

Anónimo dijo...

Quien es el agente Mala Hoja?

Anónimo dijo...

ese que te la pone floja

Anónimo dijo...

el que te mira y se sonroja

Anónimo dijo...

jijijiji