martes, 13 de julio de 2010

Latinoamérica, trampa y atraso

“En ese juego Uruguay vs Ghana se le robó una victoria a un país que la merecía no porque jugó mejor o por razones históricas con las que podamos simpatizar, sino porque ese gol que tapó la mano de Luís Suárez había entrado y era el gol decisivo del partido. Pero esa mano – que no tiene nada de Dios porque no está orientada al bien y es tramposa—, esa mano que es una mano peluda latinoamericana, se volvió a asomar y se interpuso para volver a hacernos creer que así se hacen las cosas, que ganamos el juego y que es válido hacer lo que sea por ganar, hasta trampa. Que las reglas se pueden doblar y a veces, si corremos con suerte, como cuando Gyan falló el penalti, pues nos podemos salir con la nuestra. Y ese es el tremendo ejemplo que nos dio Suárez con su mano peluda. Qué gran mentira volvemos a vivir los latinos pensando que ganamos… ¡Nos ganaron a nosotros todos los vicios que nos tienen sometidos desde siglos y nos hacen vivir en el atraso!”.

Manuel Pífano

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Vine a ver qué es lo último de la demanda que puso Añel por plagio, según anda diciendo Chiquita Mala.


"La escritora nicaragüense Gioconda Belli se convirtió hoy en la primera mujer galardonada con el premio La Otra Orilla por su libro "La izquierda Erótica", informó el grupo editorial Norma en Buenos Aires.

El premio, dotado con 100.000 dólares y la publicación de su novela en toda América y España, está empañado por una demanda por plagio interpuesta por el escritor cubano Armando Añel, autor de "Erótica".

Anónimo dijo...

Añel se vino a enterar gracias al cancerbero de Josán, que no se pierde une encomienda en calidad de chivatiente. Fue Josán quien detectó el supuesto plagio.

Anónimo dijo...

De esos 100.000 por lo menos 80.000 son de Armando Añel.

Viva la III WW dijo...

"nos hacen vivir en el atraso". Que atrasado esta ese tipo! Todo el mundo sabe que america letrina esta atrasada por culpa de espanna y por culpa de los yankis!

La otra mejilla dijo...

Nueno, ya nada me asombra! Pero si eso es cierto y ella pide perdon, pues yo creo que hay que perdonarla: a lo mejor unicamente siguio ordenes de los jefes y en ultima instancia nadie es responsable por las cosas que del pasado.

Anónimo dijo...

mira que comen catibia...

Anónimo dijo...

esto es que están aburridos, hay que ponerle algo a los chicos